Un equipo de científicos de la Universidad de Cambridge, en Reino Unido, han hecho una mezcla de un pasaje bíblico con un texto egipcio con el objetivo de determinar lo que podría ser el eclipse de sol más antiguo registrado, según informa la revista ‘Astronomy & Geophysics‘.

En medio de su investigación, estos expertos han definido las fechas en que algunos faraones egipcios reinaron (especialmente Ramsés el Grande) y, si esta hipótesis es aceptada por la comunidad científica, podría encaminar a reajustar los cálculos de los egiptólogos.

Una posible observación

El libro de Josué (Antiguo Testamento) ilustra que, luego de que condujera al pueblo de Israel a Canaán (un lugar del Oriente Medio antiguo que cubría los actuales Palestina e Israel), el sucesor de Moisés oró: “Sol, quédate quieto en Gabaón; y Luna, en el Valle de Ajalón. Y el Sol se detuvo, y la Luna se detuvo, hasta que la nación se vengara de sus enemigos “.

Colin Humphreys, coautor de la publicación, estima que “si esas palabras describen una observación real”, en ese momento se produjo “un gran evento astronómico”.

Josué mira hacia el cielo y pide a Jehová que el sol se detenga. | Imagen: https://www.jw.org

¿Significado alternativo?

Las traducciones al inglés moderno de este pasaje en hebreo, por lo general, significan que “el Sol y la Luna dejaron de moverse”. No obstante, un significado alternativo plausible es que el Sol y la Luna dejaron de hacer lo que siempre hacen: “dejaron de brillar”, señala Humphreys.

En otras palabras, el fenómeno pudo haberse tratado de un eclipse solar (cuando la Luna queda interpuesta entre la Tierra y el Sol), una interpretación que apoya el hecho de que el término hebreo traducido como ‘quedarse quieto’ posee igual raíz que una palabra babilónica encontrada en antiguos escritos astronómicos para referirse a los eclipses.

Otra prueba de que entre 1500 y 1050 a.C. los israelitas estaban en Canaán se encuentra en un texto egipcio inscrito en una losa de granito, obra del faraón Merneptah (hijo de Ramsés el Grande). La losa, que ahora se encuentra en el Museo Egipcio en El Cairo, señala que fue tallada en el quinto año del reinado de Merneptah y menciona una campaña en Canaán en la que este faraón venció al pueblo de Israel.

Según encontraron los especialistas, el único eclipse anular de Sol visible desde Canaán entre 1500 y 1050 a.C. fue el 30 de octubre de 1207 a.C. Si este acontecimiento se comprueba, no solo sería el eclipse más antiguo registrado, sino que permitiría fechar con una precisión casi exacta los reinados de Ramsés el Grande y su hijo Merneptah.

¡Compártelo en tus Redes!