Esta planta no es prohibida y puede causar los mismos efectos de la marihuana

Esta planta no es prohibida y puede causar los mismos efectos de la marihuana

Una pequeña planta oriunda de países como Costa Rica, Japón y Nueva Zelanda se encuentra en la mira de científicos de todo mundo, pues podría tener los mismos efectos medicinales y recreativos que la marihuana.

Se le conoce como radula, del género hepático (pequeña y que carece de sistema vascular), perteneciente a la clase Radulaceae, de la cual hay al menos 300 especies clasificadas. Y, de hecho, se ha comprobado que algunas de ellas contienen características psicoactivas.

Expertos de las universidades de Berna y Zurich, en Suiza, experimentaron los efectos del perrottetineno, la sustancia que produce esta planta, en un grupo de ratones.

Tras varios análisis precisaron que, aunque la radula no está incluida dentro del género cannabis, sus componentes pueden considerarse un canabinoide “moderadamente potente, pero eficaz”.

Se determinó que la radula contiene una variante del THC (Tetrahidrocannabinol), el principal elemento psicoactivo presente en las hojas de marihuana.

Jürg Gertsch, bioquímico y coautor del estudio, explicó que ambas plantas tienen marcadas diferencias, sobre todo en la potencia y las posibles consecuencias de su consumo.

RadulaEl investigador dijo, además, que realizó sus pruebas con el perrottetineno extraído de la radula de forma aislada. Eso significa que no se probaron los efectos de la propia planta. “Podemos esperar que el contenido de perrottetineno varíe entre diferentes muestras”, acotó Gertsch.

Radula versus cannabis: ¿cuál afecta menos la memoria?

La presencia de THC en algunas plantas del género radula no es un descubrimiento reciente, sino que data de hace más de 24 años, pero nadie había realizado un estudio con un enfoque parecido hasta ahora.

Los científicos suizos se propusieron analizar los efectos de esta planta a nivel molecular, para averiguar cuáles son las consecuencias toxicológicas de su compuesto (el perrottetineno).

Entonces, luego de observar detenidamente la interacción de la sustancia en 44 puntos del sistema nervioso central, se pudo evidenciar que, al igual que sucede con la marihuana, el TCH de la radula se acumula en el cerebro.

No obstante, aunque puede brindar efectos analgésicos, también podría ser capaz de causar catalepsia (pérdida momentánea de la movilidad) e hipotermia.

El estudio, que comparó las diferencias entre radula y cannabis, también resolvió que esta última tiene ciertas ventajas. Por ejemplo, los ratones sometidos a la dosis de perrottetineno vieron menos afectada su memoria.

La explicación de Gertsch es sencilla: “Es menos potente y podemos esperar menos efectos en el sistema nervioso central“, así como en la memoria. Sin embargo, todavía es muy pronto para afirmarlo, ya que se necesitan más estudios.

consumo de radula¿Y qué tal el uso recreativo?

Una de las interrogantes sobre esta planta es si su uso recreativo también es parecido al de la marihuana, lo que se ha estudiado en otras ocasiones, pero de forma muy elemental. Y, por otro lado, tal y como señala el bioquímico, está el hecho de que hasta el momento no existe ninguna regulación que prohíba el consumo de radula.

La idea de ahondar más sobre los efectos de la radula en el organismo es para, más allá del uso recreativo, intentar encontrar posibles aplicaciones terapéuticas.

Lo que se ha descubierto hasta ahora es que, “probablemente, los efectos recreativos son menos fuertes” que los del cannabis, pero las aplicaciones medicinales de esta planta pudieran ser prometedoras.

En palabras del investigador, “el compuesto de la planta podría ser usado para fines medicinales”. Lo que deja abierta la idea de una posible sintetización de la sustancia a nivel industrial, aunque el crecimiento de la radula es lento y produce muy poco compuesto.

Uso autóctono en Nueva Zelanda

En Nueva Zelanda es muy común el uso medicinal de la radula, sobre todo de la especie marginata, endémica de ese país. Y esa fue una de las cosas que Gertsch y su grupo de académicos notaron, que efectivamente “puede haber una conexión etnofarmacológica”.

En Nueva Zelanda es muy común el uso medicinal de la radulaA través de los años los neozelandeses han implementado la medicina tradicional maorí conocida como “rongo”, que aprovecha las propiedades de las hierbas.

Y las cualidades de la radula son especialmente conocidas por los maestros de la cultura maorí. Incluso la califican como un “taonga”, una palabra que significa tesoro y que puede ser cualquier cosa, incluyendo una planta considerada patrimonio ancestral de esa cultura.

¡Compártelo con tus amigos!