3 Importantes razones por las que no deberías tomar café en ayunas

Muchos estamos convencidos que tomar nuestra porción de cafeína tras despertar con la barriga vacía es necesario para despejar el sueño y recargar energía por las mañanas. Sin embargo, este hábito al parecer no es nada beneficioso para la salud de nuestro organismo, así lo señala una publicación reciente del portal Insider.

Las siguientes son las tres razones más importantes reunidas por el medio que te harán cuestionar sobre si realmente esa taza de café en ayunas es necesaria.

1. Causa daños en el estómago

Si se ingiere con la panza vacía, el café puede perjudicar significativamente el sistema digestivo. Tomado así, la tradicional bebida estimula la producción de ácido en el estómago, y como todavía no has comido nada, la sustancia podría lesionar las paredes del estómago, causando indigestión y acidez. Ocurre lo mismo cuando bebemos café descafeinado.

2. Afecta el ritmo circadiano

Degustar una taza de café a los pocos minutos de haber despertado puede afectar también nuestro ritmo circadiano. Así es el proceso: por la mañana, nuestro organismo produce la hormona llamada cortisol, la cual nos hace sentir atentos y cargados de energía. Sin embargo, consumir café en ayunas reduce la producción de cortisol, provocando que nos sintamos con mayor somnolencia por la mañana y, en consecuencia, que necesitemos tomar más café.

3. Altera el sistema nervioso

Beber café con el estómago desocupado “puede causar nerviosismo, temblor de manos y otros efectos de abstinencia, incluso cambios en el estado de ánimo“, explica el doctor Adam Simon, director de PushDoctor, un portal británico especializado en consultas médicas en línea. Simon advierte que esta bebida en ayunas también puede acelerar el ritmo cardíaco y los niveles de irritabilidad, así como afectar nuestra capacidad de concentración.

¡Compártelo en tus Redes!