6 grandes ventajas de ejercitarte al aire libre durante el invierno

Reconozcámoslo: es difícil encontrar la motivación para hacer ejercicio al aire libre cuando hace frío. A veces ambos trayectos de nuestro desplazamiento diario al trabajo se llevan a cabo en completa oscuridad. Y aunque se aprecia el sol de fin de semana, no hace mucho para calentar nuestro entorno invernal. Pero antes de arrojar la toalla y restringirse al abarrotado y cargado gimnasio durante los próximos meses, puede valer la pena pensar en la idea de un entrenamiento de invierno.

Si te falta la motivación necesaria, contrata un entrenador personal que te saque de casa al menos tres veces a la semana. Si logras ejercitarte al aire libre durante la temporada invernal, es posible que puedas aprovechar estos 6 beneficios:

1. Quemarás más calorías

A medida que el cuerpo trabaja más duro para regular la temperatura central, quemará unas pocas calorías más durante el entrenamiento en clima frío en comparación con uno que se realice en el interior o durante un clima más cálido.

2. Fortalecerás tu corazón

El clima frío hace que el corazón trabaje más duro para distribuir sangre por todo el cuerpo. Para un corazón no saludable que lucha para controlar el estrés adicional, este proceso puede agravar enfermedades y lesiones. Pero si te ejercitas regularmente puedes fortalecer aún más su músculo cardíaco con estas sesiones en un clima frío, preparando mejor a tu cuerpo para entrenamientos incluso más vigorosos en el futuro.

3. Beberás más agua

Mantenerse hidratado es uno de los factores más importantes para minimizar los peligros de los entrenamientos en clima frío. El cuerpo continúa sudando, pero ese sudor se evapora más rápidamente en el aire frío y seco, haciendo que parezca que el cuerpo está perdiendo menos agua. Beber agua antes, durante y después de los entrenamientos en clima frío ayuda a mantener un rendimiento máximo, proteger al cuerpo de lesiones y mantenerse caliente de principio a fin.

4. Construirás una tolerancia al frío

Puede ser francamente difícil obligarse a exponerse a merced de los elementos en el primer entrenamiento de la temporada de invierno, pero puedes estar seguro de que con el tiempo se vuelve más fácil. Es importante ajustar tus expectativas a medida que te aclimatas en lugar de buscar tener un rendimiento similar al que tienes durante la temporada cálida.

5.Recordarás la importancia de las rutinas de calentamiento y enfriamiento

Los movimientos adecuados de calentamiento y enfriamiento son cruciales para mantener el cuerpo en la mejor forma física, pero se vuelven aún más importantes cuando hace frío. Mantener el cuerpo suelto, flexible y cálido ante un entrenamiento en clima frío puede ayudar a evitar giros dolorosos, esguinces, desgarros y otras lesiones.

6. Te sentirás más feliz y con más energía

El ejercicio en clima frío también tiene la capacidad de mejorar tu estado de ánimo, gracias a la falta de humedad y el aspecto estimulante del frío. A medida que el cuerpo trabaja más duro para mantenerse caliente, la cantidad de endorfinas producidas también aumenta, dejándote con una mayor sensación de felicidad y ligereza después del entrenamiento.

StarOfService

¡Compártelo en tus Redes!