4 prácticos ejercicios para que pongas tu trasero tan duro como una piedra

Progresivamente, las bajas temperaturas llegan a su fin. La estación primaveral y el verano próximo, hace que cada vez más personas empiecen su particular operación bikini. Muchas dietas bajas en grasas, disminuye la ingesta de carbohidratos…y muchísima actividad física. Estos son los principales pilares para experimentar una mejoría en nuestra imagen física.

En este objetivo, disfrutar de un culo firme es uno de los principales intereses para las personas apasionadas por el fitness. Este propósito requiere de, cómo no, dietas, constancia en tus ejercicios para fortalecer el trasero, e incrementar tu fuerza en las piernas. Seguidamente, hemos reunido los mejores ejercicios para tonificar tu trasero y presumir de éste mientras disfrutas del cálido verano en cualquier playa.

Usa las sentadillas

usa las sentadillasSe trata del ejercicio para trasero y piernas por antonomasia. Hay muchas formas de hacerlo, según tus objetivos. No obstante, la denominada como sentadilla clásica es con las piernas abiertas. Coloca los pies a la anchura de tus hombros, descendiendo hasta el punto en el que tus muslos, estén en paralelo con el suelo. Si quieres, puedes incluir tanto resistencias como peso: como tu propio cuerpo, pesas con forma de discos, o incluso mancuernas frente a tu pecho, para mejorar tu condición física con cada una de las repeticiones que hagas.

Practica los ‘steps’

practica los stepsEs sencillo, muy similar a cuando subes y bajas escaleras. Empieza por ejemplo, no utilizando el ascensor, ayudándote de cajas de gran tamaño, por espacio de 30 segundos mientras las subes y bajas. Después de ello, descansa otros 20 minutos y vuelve a empezar nuevamente. Con tan solo cinco minutos diarios apreciarás cambios fáciles de percibir en tu trasero en tan solo 30 días. ¡Segurísimo!

Haz la estocada

haz la estocadaSon las zancadas amplias. Tan sólo debes flexionar tu pierna posterior para, con tu rodilla, tocar el suelo. Usa la pierna delantera en una posición de 90 grados, verticalmente con tu tobillo como referencia. Si quieres ser más efectivo con este ejercicio, usa las mancuernas, colócalas en tus manos y añade una resistencia mayor. Siempre deben estar tus brazos rectos, alineados con tus hombros.

Las patadas

las patadasUsa una esterilla, coloca tu cabeza mirando al suelo boca abajo, dobla tus piernas y sitúa tus rodillas en un ángulo de 90 grados. Comienza estirando una pierna, súbela hasta que consigas alinearla con tu cuerpo y llévala para atrás todo lo que puedas. Ahora, coloca nuevamente tu pierna como estaba al comienzo y continúa repitiendo la actividad con la pierna contraria. Haz el ejercicio despacio, para trabajar lo mejor posible tanto tu trasero como tu bíceps.

¡Compártelo en tus Redes!