Cómo elegir el tubo de escape más adecuado para nuestra moto

Cómo elegir el tubo de escape más adecuado para nuestra moto

Los tubos de escape de una motocicleta son los encargados de dirigir hacia el exterior los gases que se generan mediante el funcionamiento del motor de combustión. Huelga decir que se trata de una de las piezas más importantes de una moto, ya que mejoran su rendimiento y evitan que pueda producir demasiado ruido.

Es por esta razón por la que hay que prestar especial cuidado a la hora de escoger los escapes para Ducati o para cualquier otra marca de motocicleta. Una elección inadecuada o que no se ajuste a las capacidades de la moto puede provocar un importante desajuste en el rendimiento general del vehículo.

Pero además del rendimiento de la moto, el tubo de escape también cumple una función estética. Solo hay que ver la gran cantidad de formas y diseños que presentan los escapes que podemos ver en el mercado actual. Un diseño y, especialmente, un material de fabricación que también incidirán en nuestra elección final.

Para empezar, hay que decir que podemos encontrarnos con dos tipos fundamentales de tubos de escape:

  • Bolt-on: el tubo de escape se une directamente con el colector
  • Slip-on: el tubo se une con el colector a través de una pequeña pieza que lleva el nombre de codo

Esta es la primera gran diferencia que presentan los tubos de escape del mercado actual. Sin embargo, a partir de aquí hay una enorme variedad para adaptarse a las necesidades de cada uno. Aunque el material de fabricación es posiblemente el factor más determinante para decidirnos por un tubo de escape u otro.

Tubos de escape de acero inoxidable

Tubos de escape de acero inoxidableLos tubos de escape de acero inoxidable suelen ser por regla general los más económicos y básicos del mercado actual. Son, sin duda, la mejor opción para aquellos que dispongan de un presupuesto más ajustado, destacando por ejemplo los escapes termignoni para Ducati. No obstante, a pesar de ser los más baratos, estamos hablando de un material que resiste muy bien los golpes y los impactos que se producen en la carretera.

El principal hándicap de los escapes de acero inoxidable es su peso, ya que no son tan ligeros como el resto. A su vez, no disipan tan bien el calor como el resto de materiales.

Tubos de escape de aluminio

Tubos de escape de aluminioLos tubos de escape de aluminio, en cambio, son mucho más ligeros que los de acero inoxidable y un poco más caros. Sin embargo, esta ligereza provoca, entre otras cosas, que no sean tan resistentes a los golpes e impactos como los tubos de escape de acero inoxidable. Aunque también hay que decir que el aluminio es un material que se puede reparar en muchas ocasiones.

A pesar de todo, el aluminio sí es un material que disipa mejor el calor, aunque lo hace de manera intermedia, tal y como podemos ver en los escapes Akrapovic para Ducati.

Tubos de escape de carbono

Tubos de escape de carbonoLos tubos de escape de carbono son posiblemente uno de los más ligeros del mercado actual, con una diferencia sustancial con respecto a los de acero inoxidable. Como contrapartida, y al igual que sucede con los escapes de aluminio, esta ligereza hace que su resistencia a golpes e impactos sea mucho menor. Además, el carbono es un material que no puede repararse, por lo que habría que pasar a la sustitución completa del escape.

Sí presentan una más que interesante disipación del calor con respecto al resto de materiales, aunque por ello resultan un tanto más caros.

Tubos de escape de titanio

Tubos de escape de titanioLa única gran desventaja de los tubos de escape de titanio es que son mucho más caros que los del resto de materiales. Por lo demás, son escapes muy ligeros, casi tanto o más que los tubos de carbono, resisten muy bien cualquier golpe e impacto y presentan una disipación del calor óptima.

De ahí que siempre que nos lo podamos permitir desde el punto de vista económico, tal vez la mejor opción sean los escapes de titanio. Y, entre ellos, los escapes Arrow para Ducati.

La homologación de los escapes

Por último, no hay que olvidar otro factor de suma importancia a la hora de elegir el tubo de escape para nuestra moto. Si el uso de esta no es profesional ni de competición, sino que solo vamos a circular con ella por carretera o ciudad, el tubo de escape deberá cumplir con la legislación vigente.

La homologación de los escapesPor tanto, en el momento de su compra debemos asegurarnos que disponga de la tarjeta o la ficha expedida por el Ministerio de Industria que certifica la homologación del escape.

Estos son, por tanto, algunos de los elementos más destacados que deberemos tener en cuenta a la hora de decidirnos por el escape para nuestra moto. Una pieza que, por lo general, se suele cambiar con el fin de dotar a la motocicleta de una nueva imagen.

¡Compártelo en tus Redes!