Por salud o por estética, muchas personas con obesidad o sobrepeso están siempre atentas a titulares como los de este artículo, que casi siempre buscan vender algún producto “milagroso” que promete acabar con el problema.

En este caso, te traemos una información que consideramos importante para tu salud, no publicidad.

Años de lucha contra el exceso de grasa han hecho evidente que no es nada fácil acabar con ella, y es particularmente resistente la que se acumula alrededor del abdomen.

El exceso de grasa abdominal aumenta el riesgo de sufrir enfermedades cardíacas y diabetes tipo 2.

Pero sí hay un camino para perder peso. No se trata de una dieta mágica ni de un programa de ejercicios. Se trata de las dos cosas combinadas: la recomendación es que la alimentación se complemente con algo de ejercicio para mantener el tono muscular.

Cuánto se puede comer si se quiere perder peso

De acuerdo con un estudio llevado adelante por el programa de TV “Confía en mí, soy médico”, de la londinense BBC, la dieta balanceada es el mejor camino para eliminar el tejido graso extra.

Si se desea reducir medio centímetro de grasa abdominal por semana, hay que mantenerse con 500 calorías diarias menos de las que se consumen. Así se pierde cerca de medio kilo por semana.

Por supuesto que los cálculos no son exactos y cada persona tiene su propio ritmo metabólico; no obstante, al aplicarlo en un grupo de voluntarios, la mayoría personal femenino de oficinas y amas de casa que controlaron además su índice de masa corporal mediante el uso de la calculadora imc para mujeres, el promedio de reducción de la cintura fue de 2,5 centímetros en un mes.

Cómo medir una dieta balanceada

Con ese sistema no todos reducirán la cintura del mismo modo, pero todos se beneficiarán. Es importante tener en cuenta que cada vez que se determina un nuevo peso, hay que volver a calcular el número de calorías a consumir por día.

Para controlar la cantidad de calorías se deben controlar las porciones así como evitar azúcares y grasas. Casi todas las personas pueden seguir comiendo como hasta ahora pero en menor cantidad.

La medida apropiada para comer en un día está en la mano de cada persona:

  • Carbohidratos: tres porciones del tamaño del puño cerrado.

  • Proteína magra: dos porciones del tamaño de la palma de la mano.

  • Vegetales: dos porciones del tamaño de la mano.

  • Frutas: dos porciones del tamaño del puño cerrado.

  • Grasas: dos porciones del tamaño de la punta del pulgar.

Como estas porciones disminuyen en la misma medida que la gente cambia de peso, es una muy buena forma de asegurarse de perder medio kilo cada semana y así reducir gradualmente la grasa abdominal. ¡Vale la pena intentarlo!

¡Compártelo en tus Redes!