Hablar de establecer relaciones amorosas a través de Internet hace unos 25 años era algo que muchos consideraban poco probable e incluso ridículo. Y es que eran muy pocos los que tenían acceso a un ordenador, y ni hablar de los dispositivos móviles que hoy conocemos, pues solo podían verse en películas de ciencia ficción.

Pero el paso del tiempo, y el creciente desarrollo tecnológico, ha permitido que esta idea de encontrar amigos o pareja en la red se convierta en algo absolutamente racional, dando origen al concepto llamado ‘ciberamor’, el cual hace referencia a las relaciones que se originan gracias al extraordinario alcance de Internet.

La revolución de las citas online

Es así como ha surgido el desarrollo de plataformas especializadas como Wuopo, un sitio ideal para chatear, hacer amigos, compartir intereses, buscar pareja o conseguir una cita. Para ello, su programación cuenta con un eficaz sistema de geolocalización que proporciona datos para conocer gente nueva cerca de donde estemos, además de un algoritmo de coincidencia denominado ‘Smart Matching’, el cual ayuda a encontrar a las personas más compatibles con nuestro perfil.

Ingresar a Wuopo es muy sencillo, puede hacerse mediante su página web o descargando la aplicación móvil disponible tanto en Android como en iOS. Basta solo un minuto para inscribirse y comenzar a utilizar totalmente gratis todos sus servicios, incluyendo el eficaz chat en línea que posee.

Con todo esto, seguro que no faltan los escépticos que aún piensan que es imposible encontrar el amor por Internet, pero, ¿por qué? Si hoy por hoy nos comunicamos por aplicaciones de mensajería, hacemos compras en línea, interactuamos con gente de todo el planeta en las redes sociales; entonces, ¿por qué no encontrar a nuestra media naranja a través de la red?

En efecto, sí es posible. Muchos psicólogos aseguran que estas plataformas ayudan a las personas a socializar y a expresar sus emociones de forma más fácil, ya que, ante un encuentro personal, muchas veces la timidez y la inseguridad puede hacerles pasar un mal rato.

La verdad es que la red nos ofrece la posibilidad, entre muchas, de conocer gente nueva, real, con la que podemos llegar a compartir experiencias, aficiones, gustos, e incluso, la vida. Sin embargo, debemos tomar precauciones ante la posibilidad de tropezarnos con perfiles falsos, por lo que no es recomendable exponernos a un encuentro tras la primera conversación. Hallar el amor tiene su proceso, es cuestión de paciencia y perseverancia.

¡Compártelo en tus Redes!