Más del 60% de los españoles busca la fortuna en la lotería

Más del 60% de los españoles busca la fortuna en la lotería

Los juegos de azar ya forman parte de la idiosincrasia de las sociedades modernas en las que cada uno tiene sus propios esquemas para determinar cuáles son los afortunados ganadores. Cada semana millones de euros son acumulados para repartir entre quienes reciben el golpe de suerte.

Un estudio dado a conocer por la Universidad Carlos III de Madrid revela que más del 60%  de los españoles, entre 18 y 75 años, se apunta regularmente a algún tipo de juego de azar. El porcentaje se incrementa mucho más con la llegada del mes de diciembre en la que se reparten los premios más grandes.

Para “el gordo” de Navidad se estima que los españoles disponen cantidades que superan los 2.500 millones de euros en todos los rincones de la geografía nacional. La lotería es una fuente de impuestos para el Estado que han establecido lineamientos para su desarrollo. El porcentaje del tributo puede variar de acuerdo a cada país.

También existen cuantías mínimas que quedan exentas del pago tributario, mientras que los premios más altos, por lo general, deben contribuir con un 20% o más del total ganado. En España es usual que los tributos queden retenidos en el momento del cobro.

“El gordo” y la Primitiva

Los premios caducan a los 3 meses. El plazo comienza a contar a partir del día siguiente del sorteo. Las normas establecen que solo el décimo o el resguardo de lotería son las únicas pruebas para solicitar los pagos. Al portarlo, queda certificado que la persona ha participado en el sorteo.

“El gordo” de Navidad y del Niño no son los únicos sorteos que reparten grandes premios. También están los botes de la Primitiva o el de EuroMillones, que son sorteados que se llevan a cabo a lo largo de todo el año.

El de la Primitiva es uno de los juegos más reconocidos en el país, cuyo origen se remonta al año 1763, cuando se celebró el primer sorteo para recaudar más dinero sin tener que recurrir a la creación de un nuevo impuesto.

Sin embargo, en el año 1862 los sorteos se suprimieron por orden del gobierno. No fue hasta el año 1985 cuando se volvieron a celebrar, después de que fuera emitido el Real Decreto 1360. Desde entonces se han realizado sin interrupción una vez a la semana y desde 1990, 2 veces los jueves y sábados.

Con la llegada de Internet y las nuevas tecnologías de la información, las loterías han ido más allá. Los jugadores ahora pueden realizar sus apuestas online desde la comodidad de su hogar o desde cualquier dispositivo móvil con conexión a la red.

Millones de combinaciones se realizan todos los días con la esperanza de acertar los números y llevarse el premio más grande. Hay quienes combinan fechas de cumpleaños, días de matrimonio o sus números de la suerte, entre los que destacan el 7, 11 o el 21. No hay preferencias definidas, cada quien apuesta de acuerdo a sus instintos, a un sueño o a una corazonada.

Hay economistas que alegan que a las loterías nacionales les va bien cuando hay épocas de abundancia, pero que les va mucho mejor cuando las naciones entran en dificultades económicas. Los especialistas explican que el fenómeno ocurre debido a que las personas se aferran a la esperanza de pegar un bote y convertirse en millonarios.

Con la mayoría de los españoles jugando a la lotería, el sector sigue reportando crecimientos en las jugadas que se efectúan cada semana. La suerte está echada para cambiar la vida de quien compre el boleto ganador.

¡Compártelo con tus amigos!