Esposas piden más el divorcio

Después de analizar durante 16 años a 355 matrimonios desde sus primeras etapas, expertos de la Universidad de Michigan (EE.UU.) pudieron establecer que la presión que las mujeres experimentan es el indicativo más preciso del fin de una relación.

Niveles de tensión

De acuerdo con el estudio, citado por ‘The Daily Mail‘, es dos veces mayor la probabilidad de que las esposas pidan el divorcio a que sus maridos lo hagan. Los investigadores hallaron que existen más probabilidades de que las mujeres experimenten niveles de tensión más altos a la hora de casarse, mientras que en los hombres esta tensión parece ser baja al comienzo pero con el tiempo va aumentando.

Sin embargo, la investigación indica que en determinados casos la tensión de los maridos se mantiene baja, mientras que la de las esposas continúa acumulándose, y que en particular un escenario así es señal de un inminente divorcio.

Según la doctora Kira Birditt, coautora del estudio, “la asociación con el divorcio fue mayor si los hombres reportaban bajos niveles de tensión y las mujeres informaban de una mayor acumulación de tensión”. “Eso podría reflejar una falta de inversión en la relación por parte del marido: él podría creer que es innecesario cambiar o ajustar su comportamiento”.

Aproximadamente el 40% de los matrimonios a los que se les hizo seguimiento terminaron en divorcio.

¡Compártelo en tus Redes!