La fama que tienen de listos no es en vano. Es el animal símbolo de la astucia en diversos relatos folclóricos y ahora, en una reciente investigación que analizó la conducta de los zorros grises de California (EE.UU.), se pudo corroborar su popular reputación.

Científicos de la Universidad de Wisconsin han descubierto que miembros de esta especie (Urocyon cinereoargenteus) restriegan deliberadamente su cuerpo contra aquellos sitios donde los pumas dejan impregnado su olor como señal de marca territorial.

Marcar una zona con el propio aroma -mediante la orina o frotando la cabeza o el cuerpo- es una conducta crítica con la que individuos de una misma especie se comunican entre ellos.

No obstante, sobre este comportamiento entre individuos de distintas especies es todavía muy poco lo que se conoce.

Según Max Allen, científico que encabezó el estudio, el objetivo más probable de estos zorros es camuflar o encubrir su olor con el de los grandes felinos buscando así confundir a los coyotes, sus depredadores naturales.

Otras estrategias de defensa son utilizadas por distintas especies de zorro, como el pequeño fénec, considerado como uno de los animales del desierto con más habilidad que aprovecha el propio color de su pelaje (similar al de la arena) para despistar a los enemigos.

Sin embargo, la táctica del zorro gris de California parece ser inédita, ya que acude al olor de una especie totalmente diferente para protegerse de otras.

Maresa Pryor/Lightwave Photography Inc./NGS Creative

Observando a los zorros

Allen pudo grabar a los cánidos mientras analizaba los lugares comunitarios frecuentados por los pumas para frotarse.

Luego de examinar varios videos captados durante cuatro años en 26 zonas distintas, los científicos se asombraron al observar cómo los zorros llegaban allí pasadas solo unas horas después de irse los felinos.

Se dieron cuenta además que se refregaban sobre las marcas que los pumas dejaban unas cinco veces más que sobre troncos, hojas o piedras carentes de su olor.

No encontraron relación de esta práctica con la época de reproducción ni con la visita reciente de otros zorros al mismo lugar.

Tampoco se notó que otros animales presentaran conductas similares cuando se acercaron a al mismo sitio (con menor frecuencia que los zorros)

Los zorros se “disfrazan” de pumas

Tras analizar las diferentes hipótesis, los investigadores pudieron concluir que existe una elevada probabilidad de que la estrategia del zorro es una coartada que le ayuda a tomar ventaja en tiempo para escapar de los coyotes.

“El sentido del olfato de los coyotes es clave para poder cazar y su tamaño es mucho mayor que el de los zorros. A estos les resulta complicado defenderse, por lo que recurren a dicha maniobra para poder escabullirse”, explicó Allen a la revista New Scientist.

Es la primera vez que identifican el comportamiento de una especie subordinada que utiliza el aroma de una especie dominante con el fin de comunicarse con individuos de terceras especies. Un factor adicional determinante en la distribución éstas.

¡Compártelo en tus Redes!

COMPARTIR