La inmensa y eterna huella de la humanidad en la Tierra: Los plásticos

Poniéndonos en el supuesto de que la humanidad y todo lo que hemos construido desapareciera de la faz de la tierra, los seres vivos inteligentes que se presentasen en el futuro podrían determinar con exactitud en qué momento se inició la segunda mitad del siglo XX simplemente a través de los plásticos.

Esto se debe a que 8.300 millones de toneladas métricas de plástico se han producido desde inicios de los años 1950. Como ya sabrás, estos productos no se degradan de forma natural. En su lugar, se acumulan en vertederos, en los océanos y en la calle, lo cual, a pesar de ser algo totalmente negativo y que terminará acabando con la humanidad, también servirá para que las futuras civilizaciones puedan clasificar o etiquetar esta etapa de vida en la tierra.

Science Advances publicó un estudio donde analiza la producción masiva del plástico. Evaluó todo tipo de interrogantes. Entre ellas, cuánto plástico ha llegado a elaborarse hasta ahora, de qué tipo es y qué sucede con él una vez que termina su vida útil.

El objetivo del estudio

Se realizó como un primer paso para la solución de un posible problema. De acuerdo a los investigadores, no hay forma de conocer si existe un problema real ni cómo gestionarlo, cuando no se cuenta con cifras específicas.

El estudio fue realizado por investigadores de la Universidad de California Santa Bárbara, la Asociación de Educación Marina de Woods Hole y la Universidad de Georgia. Sus miembros tuvieron acceso a datos de la fabricación de plástico e hicieron sus cálculos en base a ellos.

Los resultados arrojan que la basura generada por el plástico permanecerá en el medio ambiente durante un periodo de tiempo infinito, es decir, para siempre. Además, no parece que las cifras de fabricación disminuyan. Se considera que en el 2050 los vertederos contarán con 12.000 millones de toneladas métricas acumuladas.

Aunque no se sabe con certeza, varios estudios realizados con anterioridad estiman que, de forma anual, llegan a los océanos entre cinco y trece millones de toneladas métricas de plástico. La contaminación se hace cada vez más común en ríos, en arroyos y en la tierra en general. La mayor parte de ella proviene de la ropa.

Varios datos sorprendentes sobre la eliminación del plástico

El plástico sobre todo es utilizado en la producción de envases para todo tipo de productos. En el 2015, el 54% de los desechos plásticos tirados a la basura provenían de empaques. La construcción es el segundo sector que más consume los plásticos, utilizando el 19% de plásticos en 2015.

Datos revelan que alrededor de 6.300 toneladas métricas de plástico han sido desechadas desde 1950. Solo el 12% de esa cantidad ha sido quemado, que es la única forma que existe de eliminarlo por completo. El porcentaje de reciclado es aún menor y representa 9%. El 60% restante se encuentra acumulado en vertederos, en las calles o contaminando al medio ambiente.

Europa lleva la ventaja cuando se trata de eliminar los deshechos plásticos y disminuir su impacto negativo en el ambiente. 30% de los plásticos no fibrosos son reciclados, y casi el 40% es incinerado. China recicla alrededor del 25% e incinera casi el 30%. Estados Unidos solo recicla 9% e incinera 16%. Algunos expertos especulan que los porcentajes en el resto del mundo son similares a los de Estados Unidos.

En la actualidad se buscan métodos para sustituir el reciclaje, ya que se conoce que el proceso de reciclaje no es la solución definitiva al problema de los plásticos: reduce –pero no elimina- la producción de plástico. Hasta el momento no se conoce el alcance real del reciclaje en la reducción de la fabricación de plástico.

Irónicamente, el plástico es popular por las mismas razones que lo convierten en una amenaza para el medioambiente: su durabilidad y su resistencia.

A día de hoy, se desconocen las consecuencias que la monumental cantidad de plástico fabricado, y los desechos que genera, tendrá a largo plazo. La producción continúa sin descanso y, como el material no se biodegrada, los desechos siguen aumentando y acumulándose sin remedio.

Expertos opinan que, de ser estudiado adecuadamente, podrían encontrarse consecuencias muy variadas y que sería muy sorprendente que el problema no fuera más allá de la apariencia estética de las ciudades y océanos.

¡Compártelo en tus Redes!