La eugenesia, que significa ‘buen origen’, es una filosofía social que defiende el mejoramiento de los rasgos hereditarios humanos a través de diversas formas de intervención manipulada y métodos selectivos de humanos.

Su origen está fuertemente arraigado al surgimiento del darwinismo social a finales del siglo XIX.

Quienes defienden la eugenesia buscan “mejorar la raza” evitando que personas a los que clasifican como “inferiores” vengan a este mundo o se reproduzcan. Se sabe que los nazis justificaron el holocausto judío (y la persecución sangrienta de personas diferentes a su etnia o de pensamientos contrarios a su prédica) con ideas eugenésicas.

No obstante, el más grande proceso de “purificación de la especie” se llevó a cabo en Estados Unidos, a comienzos del siglo XX.

Eugenesia en Estados Unidos

En el estado de Nueva York, en 1909 empezó a funcionar la Eugenics Record Office (ERO). Su director, Charles Davenport, biólogo de la Universidad de Harvard, junto con su mano derecha, el doctor Harry Hamilton Laughlin de la Universidad de Princeton, encabezaron una brutal cruzada en contra de quienes eran considerados (según sus parámetros arbitrarios) como dementes, retrasados o sencillamente “raros”.

«La eugenesia es la autodirección de la evolución humana»: Lema del Segundo Congreso Internacional de Eugenesia, 1921, representado como un árbol que unifica una diversidad de campos diferentes.

Se estima que desde su fundación hasta su clausura casi 30 años después (en 1938), la ERO logró esterilizar a más de 60 mil personas, procedentes de barrios pobres en su mayoría. La crisis económica en los años 30 puso límite a la agencia, que el momento de su cierre ya estaba establecida en 30 estados de Estados Unidos.

A pesar de ser clasificado como un proyecto disparatado, grandes pensadores de esa época, provenientes de las universidades más prestigiosas del país norteamericano, patrocinaron y financiaron a la organización.

Los concursantes se preparan para el Concurso de Mejor Bebé en la Feria Estatal de 1931 en Indiana.

Estas polémicas teorías científicas encontraban justificación dentro de una sociedad sacudida profundamente por los conflictos políticos y raciales, que resultaban especialmente convenientes a los sectores más acomodados y poderosos de Estados Unidos.

Históricamente, la eugenesia ha sido usada como justificación para diversas formas de discriminaciones coercitivas y violaciones de los derechos humanos que fueron promovidas por sistemas políticos, por ejemplo: casos de esterilización forzosa de personas con defectos genéticos, asesinatos a personas por su raza, religión u orientación sexual así como el genocidio de razas o culturas consideradas inferiores.

¡Compártelo en tus Redes!