Esto es lo que ocurre en tu organismo cuando tomas demasiadas bebidas energéticas

Las bebidas energizantes como Monster, Red Bull y Burn se han convertido en opciones muy populares para aquellos que necesitan estar despiertos para estudiar, trabajar más o simplemente jugar. Pero el abuso de toda sustancia es peligroso, y la ciencia explica lo que te puede pasar si las tomas en exceso: una intoxicación por cafeína.

Un video compartido por el canal de Youtube AsapSCIENCE detalla lo que le ocurre al organismo cuando se toman muchas bebidas energizantes. Pero, ¿a qué nivel puede considerarse como abusiva la ingesta? Según la Administración de Alimentos y Medicamentos de Estados Unidos, una persona no debe pasar de los 400 miligramos al día. Pero hay otras opiniones, algunos médicos recomiendan no exceder los 300 diarios. Aunque más de 500 miligramos pueden considerarse como niveles tóxicos.

Intoxicación por cafeína

La dosis diaria recomendada de 400 miligramos en teoría se ingiere y se expulsa durante todo el día. Pero si una persona concentra una cantidad de 200 miligramos de cafeína en una sola dosis, puede experimentar síntomas de intoxicación. Eso nos lleva a la siguiente pregunta: ¿cuánta cafeína tienen estas bebidas energéticas? La respuesta no es muy positiva para aquellos que tienen una pequeña adicción a ellas, pues algunas alcanzan los 242 miligramos por lata, que puede llegar a duplicar la del café, que se encuentra entre los 95 a 165 miligramos; o una taza de té, que contiene de 25 a 38 miligramos frente a los 34 miligramos de los refrescos de cola.

Entonces una sola lata es suficiente para que comiences a experimentar los primeros síntomas de intoxicación por cafeína, que pueden ir desde palpitaciones y temblores musculares hasta agitación nerviosa y problemas gastrointestinales.

Intoxicación por cafeína¿Y si sustituimos el agua?

Si al alto consumo de bebidas energéticas se le suma la poca o nula ingesta de agua, los efectos de la intoxicación por cafeína se agravan y pueden llevar a problemas mucho peores como del tipo cardíaco, por ejemplo. Algunas personas incluso pueden manifestar arritmias, alucinaciones y hasta isquemia cardíaca.

Hay que tener en cuenta que el secreto de las bebidas energéticas para espabilarnos es las altas concentraciones de azúcar. Si medimos las calorías, ocho latas de Red Bull tienen unas 850 calorías. Este peligroso consumo de azúcar aumenta el riesgo de sufrir de obesidad y diabetes. Pero no solo eso, aún hay efectos nocivos de estas bebidas que la ciencia no ha previsto. Prueba de ello es el caso de un joven de 26 años que consumía dos latas de estas bebidas isotónicas el día y cayó en un coma por tres días, que los médicos atribuyeron a la falta de sueño que había experimentado por tanto tiempo y el exceso de cafeína.

Y otro caso de un consumidor habitual de bebidas energéticas dejó aún más sorprendidos a los médicos, pues contrajo una forma de hepatitis gracias al consumo excesivo de niacina, que es una vitamina B presente en estas bebidas. Una lata de Monster, por ejemplo, contiene el doble de la dosis recomendada de este suplemento, aunque sus efectos no suelen notarse debido a la cafeína.

No vamos a decirte que no puedes tomarte una Red Bull o Monster de vez en cuando, pero si tu consumo se vuelve adictivo entonces estarás comprando todos los boletos de la lotería para sacarte el premio de problemas de salud. Lo mejor es que te moderes y sepas cuándo la necesitas realmente.

¡Compártelo en tus Redes!