Familia homoparental ¿Degradación o evolución de la sociedad?

El deseo de conformar una familia homoparental, propio de las parejas homosexuales, se puede considerar tan natural como el mismo anhelo que lleva a las parejas heterosexuales a concebir y criar sus propios hijos, así lo indica Co-Padres.net, portal especializado en el tema.

¿Qué es una familia homoparental?

Es una familia constituida por parejas de hombres o parejas de mujeres, quienes se convierten en progenitores de uno o más niños. La homoparentalidad puede llevarse a cabo mediante la adopción, la maternidad subrogada o, en el caso de las mujeres, a través de la inseminación artificial.

Si bien cada vez más surgen nuevas familias homoparentales, el asunto en materia legal y moral no deja de generar controversia en muchos países del mundo. Sin embargo, países  como España, México y Argentina ya reconocen a las familias homoparentales como uniones legalmente establecidas, permitiendo de esta forma que lleven a cabo procesos de adopción tal como lo haría cualquier pareja integrada por un hombre y una mujer.

Coparentalidad

De acuerdo al portal, la inseminación artificial por donación de esperma anónima (obtenida por medio de un banco de semen), junto con la maternidad subrogada (o alquiler de vientre) son procedimientos cada vez más utilizados por parejas homosexuales que desean conformar una familia homoparental. No obstante, el asunto del alquiler de vientres se encuentra totalmente prohibido en España.

Ante esa clase de barreras, y lo complejo que en ocasiones puede ser conseguir una inseminación artificial, surge la idea de la coparentalidad homoparental. ¿De qué se trata? Es la concepción de un hijo donde se involucra concertadamente a una tercera persona. Puede ser un hombre con una pareja de lesbianas o una mujer con una pareja de gais, según explica Co-Padres.net en su artículo ‘coparenthood via sperm donation‘.

De cualquier forma, las familias homoparentales siguen siendo foco de diversas y fuertes discusiones a nivel político y cultural en muchos países occidentales, pese a que la ciencia ha podido demostrar de manera consistente que tanto padres gais como madres lesbianas tienen la misma capacidad e idoneidad de los padres heterosexuales, e incluso la Asociación Americana de Psicología (APA, por sus siglas en inglés) señala que “los resultados de algunos estudios sugieren que las habilidades como progenitores de madres lesbianas y padres gais pueden ser superiores a los de progenitores heterosexuales equivalentes.”

Los informes actuales indican que el bienestar físico, económico y emocional de los padres se extiende con el matrimonio, y que los hijos reciben beneficios cuando son criados por dos personas que están en el marco de una unión legal y reconocida por la sociedad.

¡Compártelo en tus Redes!