gérmenes en los aviones

Como muchos espacios públicos, los aviones también son lugares con mucha suciedad. Una reciente investigación de la Universidad de Victoria, en Canadá, señala que la posibilidad de contraer un resfriado en un avión es 100 veces mayor a lo normal. Por fortuna, existen algunas formas de proteger tu salud.

Procura limpiar todo

El portal TravelMath envió a un microbiólogo a tomar muestras de distintos aviones para intentar localizar cuáles son los lugares con más suciedad. De acuerdo a esas muestras les fue posible calcular el porcentaje de bacterias en diferentes partes del avión como los cinturones de seguridad, las manecillas de los lavabos o las salidas del aire acondicionado…

El primer puesto se lo llevan las bandejas de los asientos con 2.000 unidades formadoras de colonias (unidad estándar para medir la contaminación bacteriana o CFU) por cada 6 centímetros cuadrados. La cifra es bastante elevada si la comparamos con la de un teléfono móvil, que solo tiene 27 CFU.

Así entonces, si piensas utilizar la bandeja para comer, trabajar, o cualquier otra actividad, tal vez quieras limpiarla antes con toallitas o paños antibacteriales. Quizá también debas limpiar la pantalla y sus controles. En la medida de lo posible, evita tener contacto con las revistas del bolsillo frontal. Un estudio elaborado por Drexel Medicine estima que son algunos de los elementos que más gérmenes tienen en los aviones.

Otro análisis de la Universidad de Auburn, en Estados Unidos, concluyó que las bacterias como la E. coli o el Staphylococcus aureus (MRSA) son capaces de sobrevivir por varios días en superficies del avión como los reposabrazos o las ventanillas.

Viaja lo más temprano que puedas

Si deseas encontrar el avión lo más limpio posible, intenta hacerte a un pasaje que su salida sea a primerísima hora de la mañana. Según consulta de Travel + Leisure, la mayoría de las aerolíneas efectúan sus limpiezas más exhaustivas en horas de la noche (incluyendo la desinfección de bandejas). Es decir, el avión estará mucho más limpio a primera hora de la mañana que en la noche.

Lleva tu propia manta y almohada

Estos elementos solo están recién lavadas a primera hora de la mañana, el resto del día son dobladas y reutilizadas.

No es mala idea que lleves tu propia manta y almohada, así como algo que abrigue como una chaqueta o un amplio pañuelo para taparte. Ambas cosas pasan sin ser consideradas equipaje y te servirán para echar un sueño sin preocuparte por las bacterias.

Sí, los baños están sucios

¡Compártelo en tus Redes!