Guepardos

A finales de la década del 90 en Zimbabue había 1.200 guepardos. Hoy quedan solo 170. Ese par de cifras es solo una muestra de lo que está ocurriendo en todo el planeta. Una nueva investigación confirma los peores pronósticos. La población del más veloz de los mamíferos se encuentra al borde de la extinción.

Los resultados de la investigación han sido publicados en la revista Proceedings of the National Academy of Sciences y registra la existencia de solo 7.100 guepardos en todo el mundo, según informa ‘Panthera’, una organización especializada en conservación de felinos.

El guepardo (Acinonyx jubatus), también llamado chita es el animal terrestre más veloz, alcanzando una velocidad punta entre 95 y 115 km/h en carreras de hasta 400-500 metros

Y es que la cifra parece grande, pero su población está distribuida en grupos tan pequeños que corre serio riesgo de extinción. Por ejemplo, en Irán, solo queda un reducido grupo de 50 guepardos.

Esa cantidad tal vez no sea suficiente como para poder asegurar el equilibrio de la población en esta o en otras regiones. Por ello los autores de la investigación, miembros de la Sociedad Zoológica de Londres, han pedido que estos felinos comiencen a pertenecer al grupo de especies en peligro directo de extinción, ya que en la actualidad solo está clasificada como vulnerable.

Hábitats protegidos

El mayor problema de los guepardos es la necesidad de un hábitat muy extenso para sobrevivir. Hoy día, el 77% del territorio en el que viven estos animales no se encuentra dentro de los límites de zonas protegidas e impacta por completo con zonas pobladas o donde existe demasiada presión del ser humano.

Guepardos en vía de extinciónEsta presión se ve reflejada con la desaparición de las especies que son alimento para el guepardo, y en la captura de jóvenes ejemplares para introducirlos en el comercio ilegal como mascotas exóticas.

Cambiar el rumbo de esta situación es bastante difícil, porque implica extender los límites de las zonas protegidas, y es una decisión que no se puede tomar de la noche a la mañana. Pero lo que sí está muy claro es que si el guepardo se extingue será responsabilidad directa del hombre.

¡Compártelo en tus Redes!