El mundo vivirá una guerra nuclear en el año 2040 por el uso de inteligencia artificial

Científicos que trabajan para el Pentágono advierten que cuando la inteligencia artificial se independice y pase a tomar decisiones en el campo militar, el armamento nuclear ya no será usado como un mecanismo de intimidación.

El mundo vivirá una guerra nuclear en el año 2040 por el uso de inteligencia artificial

Un estudio publicado recientemente por un organismo sin ánimos de lucro, lanza la terrible advertencia de que en el año 2040 es muy probable que la utilización de la inteligencia artificial (IA) en avanzadas militares lleve al mundo a una guerra con armas nucleares.

El informe fue realizado por RAND, una compañía que investiga y analiza panoramas y situaciones posibles para las Fuerzas Armadas de los Estados Unidos. El equipo cree en la posibilidad de que las máquinas podrían tomar el control y decidir sobre conflictos militares, mediante la eliminación de barreras para mantener al armamento nuclear como método disuasivo. Este mecanismo de intimidación se utiliza hoy para prevenir una guerra nuclear, ante la preocupación de que países rivales se enfrenten.

Decisiones en manos de la IA

Después de escuchar la opinión de especialistas en seguridad nuclear y sistemas de IA, los científicos sentenciaron que la evolución de la tecnología de IA, que incluye las herramientas para reconocer instantáneamente objetivos y los sistemas para manejar los sensores con autonomía, podría llevar a las naciones en pugna a creer que sus rivales cuentan con dispositivos nucleares debilitados.

Uno de los coautores del informe de RAND, el ingeniero Andrew Lohn, señala que esta situación puede volverse confusa y generar destrucción nuclear ya que “los adversarios pueden creer que la IA es más capaz de lo que es”. Lohn agrega que la incertidumbre llevaría a los bandos a atacar preventivamente las filas enemigas y su armamento, como naves submarinas y plataformas de desplazamiento de misiles.

Decisiones en manos de la IAIgualmente, los científicos de RAND no descartan el riesgo de que se desate una Tercera Guerra Mundial producto de las fallas en la manipulación automática de los mecanismos de data e información, o que sean atacados por hackers.

Para Lohn, una de las maneras de prevenir los riesgos es que los países que son potencia nuclear se sumen de buena de para crear organismos que intervengan y limiten los riesgos nucleares en las décadas venideras.

¡Compártelo con tus amigos!