Hábitos saludables y deporte: La fórmula del éxito contra el insomnio

Hay que saber la importancia que tiene dormir bien para conseguir que las actividades diarias se desarrollen con normalidad. Descansar correctamente afecta de manera positiva al estado de ánimo, llena tu cuerpo de energía y mejora el sistema inmunológico.

No dormir bien es un problema que acaba pasando factura a lo largo de nuestro día e incluso tiene consecuencias en nuestro estado de ánimo, produce irritabilidad, pérdida de memoria, dolores de cabeza, entre otros males. Pero el denominado insomnio es más común de lo que pensamos. Y es dormir es una acción compleja para el 45% de la población mundial, según datos ofrecidos por la OMS.

Causas del insomnio y consejos para dormir

No se considera insomnio estar una noche aislada sin poder dormir. El insomnio aparece cuando hay dificultades durante un periodo de tiempo para quedarte dormido, mantener el sueño o ambas. El insomnio puede ser causado por varios factores, entre los que destacan el estrés, las preocupaciones y los alimentos que se consumen.

La causa más común de no poder dormir por la noche suele ser porque se ha producido un cambio en los horarios del sueño. Por ejemplo, la siesta o levantarse tarde son acciones que impiden tener un sueño de calidad durante la noche. En este caso, el insomnio puede ser solucionado cambiando estos hábitos y sustituyéndolos por otros que sean más saludables.

Analizar el día  y planificar el siguiente cuando nos tumbamos en la cama, suele ser otra causa que facilita la aparición del insomnio por las noches. Es importante dejar las preocupaciones lejos de la cama y evitar los pensamientos que activen nuestra mente durante la noche. Las técnicas de relajación son muy adecuadas para estas situaciones.

Para escapar del insomnio nocturno hay que procurar llevar siempre la misma rutina antes de ir a dormir y no tomar bebidas estimulantes. También se ha demostrado que la dieta diaria, los alimentos que ingerimos y la manera en que lo hacemos influyen en la calidad del sueño.

El deporte: clave para un buen descanso

Dentro de estas rutinas o hábitos que podemos adoptar diariamente para mejorar la calidad de nuestro sueño podemos encontrar el deporte. Seguro que ya conoces los múltiples beneficios del ejercicio físico en nuestra salud y el dormir no es una excepción.

Sin duda, esta es una de las medidas más fáciles de tomar. No hace falta que te apuntes a un gimnasio o sigas una rutina estricta. Solo necesitas salir varias veces a la semana a dar un paseo o, si tu condición física es mejor, incluso correr.

Salir a correr, lo que ahora se conoce como running, es una de las maneras más sencillas y económicas de hacer deporte. No necesitas apuntarte a ningún gimnasio, solo ponerte unas buenas zapatillas y salir a la calle. Eso sí, te recomendamos que salgas preparado de casa según el tiempo que haga. Nunca está de más llevar un buen equipamiento, como unos pantalones cómodos y un cortavientos nike, para poder correr a gusto y protegido del viento.

Por supuesto, el running es solo un ejemplo, pues tienes muchísimas actividades que te pueden servir para activar tu cuerpo y llegar a la cama un poco más relajado y más predispuesto a conciliar el sueño fácilmente.

Sin embargo, debes de tener en cuenta que tanto si sales a correr, con tus pantalones y tu cortavientos, como si haces cualquier otro deporte te recomendamos no hacerlo justo antes de ir a dormir porque producirá el efecto contrario al deseado. Tu cuerpo y tu mente estarán demasiado excitados como para poder descansar.

El insomnio es un trastorno del sueño que si permanece en el tiempo puede tener efectos negativos sobre la salud. Si no desaparece, se aconseja acudir a un especialista para que trate nuestro trastorno del sueño.

¡Compártelo en tus Redes!