Partido Socialista Alemán

El deseo de Hitler no era incorporarse desde el inicio de su carrera política al Partido Nacionalsocialista Obrero de Alemania (NSDAP, por sus siglas en alemán), sino que se unió luego de que otra organización política mayor no admitiera su ingreso, según publica el diario ‘The Guardian’.

Rechazado por el Partido Socialista Alemán

Ese documento, descubierto en el Instituto de Historia Contemporánea de Munich (Baviera, Alemania), señala que, en el año 1919, el futuro Führer solicitó ser aceptado en el Partido Socialista Alemán (DSP), partido político de extrema derecha.

De acuerdo a una declaración de Hans Georg Grassinger, fundador del DSP, el documento registra que esa organización política negó a Adolf Hitler tanto la membresía como trabajar en su periódico.

“En aquel entonces no tenía dinero, por lo que solicitó un préstamo a Grassinger. Le respondieron que en el periódico no había trabajo para él ni tampoco deseaban admitirle en el partido”, señala el texto.

El profesor de historia y descubridor del documento Thomas Weber, de la Universidad de Aberdeen (Reino Unido), considera que Hitler habría desempeñado un papel menor en aquella formación socialista, dado el tamaño de su estructura.

Este rechazo habría sido el motivo por el cual, tiempo después, desaprobó en tres oportunidades la fusión de los dos partidos, un hecho que “por fin tiene sentido” y que pudo haber cambiado el rumbo de la historia.

¡Compártelo en tus Redes!