Ocho ideas divertidas para una fiesta inolvidable

Te presentamos ocho ideas que puedes implementar que sorprenderán a tus invitados y te ayudarán a organizar una fiesta de lo más divertida.

1. Alquila un toro mecánico

Ideal para invitados de cualquier edad, un toro mecánico puede asegurarle a tu fiesta horas y horas de diversión.

Puedes armar equipos y hacer competencias entre los mismos, aumentando la intensidad del movimiento ante cada nueva fase.

2. Contrata un buen DJ

Aunque tengas colecciones enteras de tu música favorita, un DJ se fijará en la naturaleza y personalidad de tus invitados y armará una lista de reproducción de canciones con opciones para todos los gustos, amenizando la velada y creando momentos de diferente intensidad o estado de ánimo a lo largo de la celebración.

3. Contrata un castillo hinchable para adultos

Saltar en un castillo hinchable gigante no es sólo para niños: pon uno en tu fiesta y contarás con los dedos de una mano aquellos invitados que no se animen a entrar.

Para aumentar la diversión, puedes crear distintos desafíos o competencias a llevar a cabo. Nadie olvidará esa experiencia!

4. Ameniza tu evento con la participación de un mago

Siempre fascinante, para la magia no hay edad. Contratar un mago para un espectáculo personalizado a tu fiesta puede ser una gran idea para divertir a tus invitados -grandes y chicos- por igual.

5. Diviértete con un momento de karaoke

Otro elemento infalible de cualquier fiesta inolvidable es el karaoke. Para hacerlo aún más divertido, semanas antes de la fiesta puedes enviarle a tus invitados una lista de canciones para que puedan elegir cuál cantar durante el evento. Si quieres ir un poco más lejos aún, ¡contrata una banda de música en vivo!

6. Pon una cabina de fotos

Además de ser sumamente divertido, alquilar una cabina de fotos te permitirá generar (y guardar a posteridad) recuerdos de tu fiesta y de tus invitados.

Para una mayor diversión, pon a disposición de los invitados distintos disfraces, globos de diálogo y artículos de utilería, y deja que su imaginación llene álbumes y álbumes de fotos de lo más desopilantes.

7. Suma diversión con una piscina de pelotitas

Aunque a muchos les parecerá infantil, pocos adultos de resistirán a hundirse en una piscina de pelotitas de colores. Puedes alquilar el equipo completo o tan sólo la piscina y luego comprar las pelotitas al por mayor de un distribuidor de cotillón.

8. Despide la fiesta con una guerra de cojines

Cuando la fiesta vaya llegando a su fin y tus invitados comiencen a retirarse, despide el evento con una multitudinaria guerra de cojines.

Puedes comprar cojines al por mayor de un distribuidor, o armarlos con tus propias manos con un poco de tela y la ayuda de una máquina de coser.

Pocas cosas divertirán más a tus empleados que terminar la fiesta con un “todos contra todos”. Tendrás las risas aseguradas.

StarOfService

¡Compártelo en tus Redes!