Implicaciones legales del divorcio: cómo afecta la decisión a los hijos

Implicaciones legales del divorcio

El divorcio es una de las experiencias más traumáticas que se puede presentar en la vida de las personas. Cuando dos personas se juran amor para toda la vida, la posibilidad de divorciarse no está entre los planes para el futuro. Y cuando hay hijos en el matrimonio, la experiencia y los efectos emocionales suelen ser más difíciles de sobrellevar. Por otro lado, cuando se ha hecho todo lo posible para reconciliar la relación o ha sido en vano la gestión, el divorcio se presenta como la última opción para solucionar las desavenencias. ¿Qué hacer ante esa situación? ¿Qué ayuda legal existe para sobrellevar esa situación tan sensible?

Profesionales del derecho: expertos legales en divorcios

Si se ha decidido poner punto final a la relación conyugal, es necesario contratar el mejor abogado para un divorcio, que sepa abordar la situación desde un punto de vista profesional y legal, pero sobre todo, desde el aspecto humano. En este sentido, se requiere de un profesional altamente cualificado que asuma el caso con el mayor compromiso, pero que tenga en cuenta los sentimientos y temores de su cliente. Un abogado experto en divorcios es un perito que sabe defender los intereses del cliente, pero más que eso, se adapta a sus necesidades, le confiere un trato exclusivo y personal durante todo el proceso de negociación o el proceso judicial, para que pueda sentirse en todo momento asistido.

expertos legales en divorciosPor otra parte, el mejor equipo de especialistas en divorcios que se puede encontrar en Madrid, colaboran con todo el proceso de liquidación patrimonial que posea el cliente, a un bajo coste fiscal y que sea favorable para los implicados. En todo momento le darán asesoría al cliente. La capacidad que tienen los profesionales de divorcios en Madrid, les permite ofrecer una asesoría inicial totalmente gratuita, ya sea en persona, telefónicamente o por e-mail.

Gracias a esta asesoría gratuita se podrá conocer el procedimiento que siguen en cada caso, de modo que los clientes puedan encontrar la mejor solución a la demanda de divorcio que se vaya a iniciar. Se necesita contar con un buen equipo de asesores, profesionales, expertos en divorcios y sensibles a la situación que se vaya a enfrentar. Para conocer a este equipo de especialistas que están disponibles a todo tiempo, se puede acceder a una primera consulta gratuita y sin ningún compromiso. Las inquietudes que puedan surgir en todo el proceso, se aclaran al instante para mayor tranquilidad.

¿Es el divorcio la última opción? Preguntas que se deben hacer antes

Cuando las personas se encuentran en un dilema o tienen que tomar una decisión difícil, lo más conveniente es detenerse a pensar en las consecuencias de sus actos. Por eso, antes de finalizar la relación conyugal, es conveniente hacerse algunas preguntas que ayudan a disipar las dudas. Aquí algunas de las preguntas que tienes que hacerte antes de divorciarte:

  1. ¿Se ha dicho lo que incomoda en la relación?
  2. ¿Se dejó claro las expectativas que tiene la pareja de la relación?
  3. ¿Se puede salvar el matrimonio?
  4. ¿Se sufrirá menos si se pone fin al matrimonio?
  5. ¿Se ama a la pareja aún?
  6. ¿Es el temor lo que impide terminar la relación?
  7. ¿Se verá afectada la autoestima de la pareja?
  8. ¿Se puede evitar el sufrimiento de los hijos?
  9. ¿Surgirán problemas económicos tras la separación?
  10. ¿Se atenderán bien las responsabilidades del otro cónyuge?
  11. ¿Se pueden evitar los mismos errores en una relación futura?

Las respuestas a estas preguntas y otras que puedan inquietar, sin duda no garantizan que el matrimonio se salve, pero ayudan a evaluar hasta qué grado hay responsabilidad compartida con los problemas que se presentaron. Y en caso de que se encuentre fallos, es preciso hacer los correctivos a fin de salvar la relación.

Protección legal para los hijos de un divorcio

Cuando la relación es insalvable y no queda otra alternativa que el divorcio, se debe pensar también en el efecto que tendrá en los hijos la decisión que se tome. En el caso de los hijos, la experiencia es traumática, generalmente afecta a su rendimiento escolar, su personalidad o hasta su integración social. En caso de divorcio, lo ideal es que los hijos puedan seguir disfrutando de ambos padres, a pesar de que ya no vivan juntos.

Protección legal para los hijos de un divorcioAfortunadamente, la legislación valenciana contempla en sus estatutos la custodia compartida. Gracias a esta ley, los hijos de un divorcio están protegidos en cuanto a lo que es más conveniente para ellos. En este sentido, los mejores profesionales de Valencia en gestionar la custodia compartida de los hijos, se comprometen a proteger en todo momento al menor, mediando siempre por una conciliación entre las partes.

Los expertos en custodia compartida que se pueden hallar en Valencia, analizan cada circunstancia del caso para establecer qué es lo más conveniente para el cliente y sus hijos. El cliente recibe asesoramiento continuo y apoyo especializado en caso de desacuerdos sobre la custodia compartida, para que la decisión sea lo más consensuada posible. De no llegar a ningún acuerdo sobre esta medida de protección del menor, la ley contempla que sea el juez quien establezca las condiciones y límites de la medida. Poner en manos de profesionales expertos en la materia el caso, es garantía de seguridad y tranquilidad para los afectados.

Los hijos son los más afectados por el divorcio

Sin duda, cada cónyuge sufre tras la ruptura matrimonial de una u otra manera. Pero evidentemente quienes sufren más el divorcio son los hijos. De hecho, los hijos suelen ser las víctimas olvidadas del divorcio o al menos así parece. No es fácil para un niño asimilar la ausencia de uno de sus padres. Esta realidad trastoca la estabilidad del niño y afecta su personalidad. Por eso, dependiendo de la edad y la madurez, el grado de sufrimiento de los niños por el divorcio, se hará evidente.

Los hijos son los más afectados por el divorcioNo se debe olvidar que el desarrollo físico, mental y emocional de los hijos, es responsabilidad de los padres que no se rescinde después del divorcio. Tras el momento de la ruptura se debe estar atento a cualquier cambio que se produzca en la personalidad del niño. Especialmente si el niño es muy pequeño, necesita todo el apoyo y la atención de ambos padres, aunque se haya establecido la custodia compartida o la custodia total del menor. Más allá de los sentimientos y del dolor emocional de la pareja, lo primordial es velar por la integridad emocional de los hijos.

En definitiva, cuando la relación matrimonial llega a su fin, se desencadenan una serie de implicaciones que van desde el aspecto legal del divorcio o la custodia compartida de los hijos, hasta el sufrimiento que experimentan los niños al ver a sus padres separados. Por eso, antes de dar ese paso tan crucial, es preciso detenerse a meditar, es necesario hacer preguntas que ayuden a discernir cuál es la mejor decisión. Cualquier sacrificio que se haga ahora compensará el dolor y el sufrimiento que trae consigo el divorcio.

¡Compártelo en tus Redes!