¿Cómo los dinosaurios podían incubar sus huevos sin romperlos?

De igual forma que las aves que hoy en día viven en la Tierra, los oviraptosaurios que la habitaban millones de años atrás también ponían huevos y elaboraban nidos para su incubación. A primera vista, incubar huevos parece una labor simple, pero si pensamos en el tamaño de las aves de aquellas épocas, que podrían ser comparado con el de un rinoceronte, puede surgir una pregunta lógica: ¿cómo podían hacerlo sin aplastar los huevos?

Un círculo era la clave

Ahora la ciencia tiene una respuesta. Los oviraptosaurios ponían sus huevos ovalados en nidos con un círculo en su interior, cuyo tamaño y forma dependía del tipo de dinosaurio en particular.

Los nidos de los dinosaurios de menor tamaño tenían un pequeño círculo en el centro o no tenían ninguno, mientras los grandes dinosaurios hacían un amplio círculo en donde se sentaban sin aplastar los huevos, señalan en un nuevo estudio publicado en Biology Letters.

El tamaño de los oviraptosaurios era variado y pesaban cerca de 37 kilos cuando se trataba de especies como los Nomingia, o más de una tonelada en el caso de los Gigantoraptors.

Gigantoraptor“En el caso de especies más grandes, el hueco, a diferencia de los huevos, ocupaba la mayor parte [del nido]”, explicó la paleontóloga Darla Zelenitsky a la revista Live Science.

La experta precisó que el diámetro de aquellos nidos oscilaba entre unos 40 centímetros (para especies de 40 kilos) y 3,3 metros (para dinosaurios de alrededor de 1.500 kilos). Los oviraptosaurios de menor tamaño se sentaban sobre sus huevos o lo hacían en un círculo pequeño en la mitad del nido, pero los más robustos ubicaban sus huevos alrededor de un círculo, de tal forma que se sentaban en el centro vacío, por lo que el contacto con sus futuras crías era menor durante la incubación.

¡Compártelo en tus Redes!