Virus del papiloma humano

En algún momento de sus vidas, la mayoría de mujeres y hombres van a contraer este virus. Sin embargo, pese a ser muy común e infeccioso, e incluso ser el responsable de algunos tipos de cáncer, en muchos de los casos, la infección no produce ningún síntoma.

Nos referimos al virus del papiloma humano (VPH), muy asociado a las mujeres por tratarse del la causa principal del cáncer de cuello uterino, pero que puede ocasionar también otros tipos de cáncer, como el de pene, ano, garganta y boca.

De hecho, según informes de organismos de salud oficiales, como el NHS (Servicio de Salud Pública del Reino Unido), el 80% de las personas activas sexualmente padecerán esta clase de virus en algún momento de sus vidas.

Dado que es una infección muy frecuente, te presentamos en este artículo seis importantes datos sobre el VPH que deberías conocer:

1. Se transmite por vía sexual, pero el condón no es eficaz

El virus del papiloma humano se contagia por vía sexual, pero no se necesita tener un acto sexual con penetración. Es decir, es suficiente con tener un contacto directo con la piel del área genital o anal para que la transmisión se produzca.

2. Existen más de 100 tipos distintos

De acuerdo a los datos suministrados por la OMS (Organización Mundial de la Salud), existen más de 100 tipos distintos de virus del papiloma humano, de los cuales al menos 13 son oncogénicos, conocidos también como virus de alto riesgo, debido a que tienen la propiedad de poder transformar una célula normal en una célula tumoral.

Virus del papiloma humano visto con microscopio – Gettyimages.ru

No obstante, la mayor parte de ellos no ocasiona problemas. La infección normalmente desaparece sin ninguna intervención luego de unos meses de haberse contagiado y cerca del 90% desaparece en los siguientes dos años. A saber, solo una pequeña parte de las infecciones producidas por ciertos tipos de VPH puede permanecer y transformarse en cáncer.

3. Al menos seis variedades de cáncer

En concreto, dos tipos de VPH (el 16 y el 18) son los responsables del 70% de los casos de cáncer de cuello uterino, el cuarto más frecuente que perjudica a las mujeres. Según datos de la OMS, Aproximadamente 266.000 muertes y 528.000 nuevos casos se registraron solo en el año 2012.

El VPH es la causa principal del cáncer de cuello de útero – Gettyimages.ru

Además, hay otros tipos de cáncer que también están asociados a infecciones por VPH:

  • Cáncer anal.
  • Cáncer de pene.
  • Cáncer de boca y garganta.
  • Cáncer de vulva.
  • Cáncer de vagina.

4. No suele provocar síntomas

Casi todas las infecciones por virus del papiloma humano son asintomáticas o pasan inadvertidas y, como anteriormente mencionábamos, se solucionan de manera espontánea sin tratamiento alguno. Sin embargo, las infecciones persistentes producidas por ciertos tipos de VPH pueden provocar lesiones precancerosas que, si no se atienden, pueden llegar a convertirse en cáncer, aunque es una evolución que suele tardar muchos años.

Así entonces, en el caso de las mujeres, los signos generalmente aparecen cuando el cáncer se encuentra en una etapa avanzada. Algunos de estos síntomas son:

  • Sangrado vaginal irregular entre periodos menstruales o sangrado vaginal anormal después de haber tenido relaciones sexuales.
  • Dolor de espalda, piernas o pélvico.
  • Cansancio, pérdida de peso, pérdida de apetito.
  • Molestias vaginales o flujo vaginal oloroso.
  • Hinchazón de una sola pierna.
Vacuna contra el VPH 6,11, 16 y 18, que previenen el cáncer de cuello de útero y las verrugas anogenitales – Reuters

Otros tipos de cáncer vinculados al VPH suelen no presentar ninguna señal en su fase temprana, como el cáncer de pene, garganta y boca.

5. Factores de riesgo

Según indica la OMS, los siguientes factores de riesgo fomentan la aparición de los virus del papiloma humano y su persistencia:

  • Comienzo de relaciones sexuales a temprana edad.
  • Frecuentes cambios de pareja.
  • Consumo de tabaco.
  • Inmunodepresión: Aquellas personas infectadas por el VIH, por ejemplo, tienen mayor riesgo de contagio por VPH y padecen infecciones ocasionadas por un más amplio espectro de estos virus.

6. Vacunación para jóvenes

Actualmente, existen en el mercado varias vacunas disponibles. Dos de ellas, especialmente desarrolladas para proteger contra los VPH 16 y 18, responsables del 70% de los casos de cáncer de cuello uterino. La recomendación de la OMS es vacunar a las niñas entre 9 y 13 años de edad.

La OMS recomienda la vacunación de las niñas entre los 9 y los 13 años – AFP

Algunos países también han comenzado a vacunar a los niños, debido a que la vacuna es capaz de prevenir diferentes tipos de cáncer genital tanto en mujeres como en hombres y, además, una de estas dos vacunas puede proteger contra los VPH 6 y 11, que ocasionan la aparición de verrugas anogenitales.

¡Compártelo en tus Redes!

COMPARTIR