El Inter de Milán superó al Hellas Verona por un contundente 3-0, en el encuentro correspondiente a la 30ª jornada de la Serie A italiana. Este duelo se celebró en el Estadio Giuseppe Meazza de Milán (Italia). En la pasada jornada, el Hellas Verona pinchó frente el Atalanta ante su público por 0-5, mientras que el grupo de Luciano Spalletti goleó a la Sampdoria por 0-5 a domicilio.

El Inter de Milán marca un tempranero gol

El partido arrancó con un tanto a los 37 segundos de Mauro Icardi. El estilete de Rosario (Argentina) batió al cancerbero brasileño Nicolás en un despiste defensivo de los visitantes. Tras esta inesperada diana, el Hellas Verona se descompuso en todos los sentidos y no desplegó un buen fútbol.

Esta circunstancia fue aprovechada por el Inter de Milán. Llevó el peso del choque en todo momento. El mediocampista de Sao Paulo (Brasil) Rafinha estuvo incisivo en la parcela ofensiva. El brasileño ayudó a sus compañeros como Ivan Perisic, Mauro Icardi y Antonio Candreva a elaborar jugadas. Gozaron de un par de opciones, pero carecieron de acierto en los últimos metros.

En el 12′ llegó el gol de Iván Perisic que colocó el 2-0 en el marcador. El extremo croata de Split sorprendió a Nicolás con un tiro por bajo tras un pase en profundidad de Marcelo Brozovic. Al filo del descanso, los pupilos de Fabio Pecchia no encontraron la fórmula de hacer daño al equipo neroazzurri. 

Más de lo mismo

Tras la reanudación, Mauro Icardi anotó su segundo gol de la tarde. Remató al fondo de las mallas una gran incursión del croata Iván Perisic por la banda izquierda para sentenciar definitivamente el encuentro con el 3-0. El Hellas Verona sacó su orgullo para poner emoción al evento. Sin embargo, sus llegadas fueron interceptadas por el arquero esloveno Samir Handanovic. En el descuento, el juez de la contienda expulsó a Nicolás cancerbero del Verona, por derribar al recién incorporado Eder en una clara oportunidad de hacer el 4-0. El duelo finalizó con la alegría del Inter por 3-0 ante sus fieles seguidores.

Finalmente, brillante satisfacción del Inter de Milán de Luciano Spalletti frente a un Hellas Verona, que le afectó profundamente el primera diana a los pocos segundos de comenzar el encuentro. Los neroazzurri se preparan para el derbi del próximo miércoles ante el Milán. En cambio, los de Fabio Pecchia ocupan la penúltima plaza con tan solo 22 unidades. Se sienten obligados a exhibir todo su potencial, si quieren estar en la máxima categoría del fútbol italiano el curso que viene.

Joan Antoni Perelló

¡Compártelo en tus Redes!