¿Por qué está de moda irse a estudiar a Australia?

Por qué está de moda irse a estudiar a Australia

A pesar de su lejanía, Australia se ha convertido en uno de los destinos favoritos de los jóvenes españoles. En 2017, más de 63.000 españoles estudiaron en Australia según el Departamento de Educación, lo que supuso un crecimiento del 23% respecto al año anterior. Esta tendencia migratoria se viene observando en los últimos años y apunta a que cerraremos 2018 con un aumento mayor.

Los más de 17.000 km de distancia no suponen un gran obstáculo teniendo en cuenta el descenso en el precio de los vuelos y la oportunidad que ofrecen las continuas mejoras en la digitalización de las comunicaciones: Skype, WhatsApp, FaceTime…, a lo que se suma la disminución en las tarifas de las llamadas internacionales de algunas operadoras de telefonía. Estos factores ayudan a reducir la barrera psicológica que podría producir la decisión de emigrar a un continente tan lejano.

Pero estos no son los únicos motivos que llevan cada vez a más estudiantes a elegir Australia como destino. El principal, nos lo cuentan desde Dingoos, una agencia educativa especializada en facilitar las gestiones e integración a los estudiantes internacionales que deciden estudiar y trabajar en Australia:

“El visado de estudiante para Australia es fácil de conseguir y permite al alumno costear su estancia trabajando a media jornada, cosa que no ocurre con el visado para otros países”, apunta Jaime Martin Brufau, CEO de Dingoos y antiguo estudiante emigrado a Australia.

Australia se ha convertido en uno de los destinos favoritos de los jóvenes españolesEste hecho es clave para entender por qué Australia está de moda: poder trabajar a media jornada para subsanar los gastos es un gran incentivo para la mayoría de los estudiantes. Sobre todo, teniendo en cuenta que la tasa de desempleo en Australia ronda el 6%, lo que supone un amplio abanico de posibilidades para encontrar empleo. Es por eso que en 2017, cerca de 30.000 españoles (un 30% más que en 2015) estudiaron en el estado de Nueva Gales del Sur, donde se encuentra Sídney. Motivados por las posibilidades de desarrollo profesional que ofrece Australia, llegaron a Sídney con el objetivo de mejorar su formación dentro de uno de los mejores sistemas educativos del mundo.

Además de atraer su dinámica economía, también influye el atractivo del paisaje (playas paradisíacas, surf, desiertos, fauna…), el clima y la seguridad y oferta cultural de sus principales ciudades. Melbourne, que acogió en 2017 a 10.000 españoles, está considerada como la ciudad del mundo con mayor calidad de vida.

El surgimiento de agencias educativas como Dingoos también facilita esta toma de decisión, ya que antes de su existencia resultaba mucho más complicado para el estudiante realizar todas las gestiones vinculadas con el visado o la matriculación desde el país de origen, ya sea por la falta de buen nivel de inglés o por la necesidad de ciertos conocimientos previos sobre los trámites o las decisiones a tomar. Ahora, cada estudiante cuenta con orientadores de apoyo que ayudan a planificar y gestionar todos los aspectos relacionados con la estancia, sin coste alguno para el estudiante. Todo ello con el objetivo de que el viaje a Australia no se mida en kilómetros sino en experiencias.

¡Compártelo con tus amigos!