Qué es el Kéfir, y cuáles son sus beneficios

El Kéfir es una bebida de leche fermentada. Se dice que la palabra kéfir se originó de la palabra turca “Keif” que significa “sentirse bien”.

Su historia se remonta a muchos siglos atrás, cuando los pastores de las montañas del Cáucaso llevaban leche almacenada en bolsas de cuero donde fermentaba transformándose en un yogur agridulce.

Existen muchos beneficios para los alimentos probióticos, y el kéfir no es una excepción. Las bacterias y levaduras naturales en el kéfir se combinan simbióticamente para proporcionar sorprendentes beneficios para la salud cuando se consumen regularmente. Está cargado de valiosas vitaminas y minerales y contiene proteínas completas fácilmente digeribles.

Los beneficios del Kefir varían desde lo tópico a lo sistémico y pueden tener un impacto drásticamente positivo en el estado de salud. Según los nutricionistas, los siguientes son los 6 principales beneficios del kéfir:

1. Estimula el sistema inmune

El kéfir contiene muchos compuestos y nutrientes, como la biotina y el folato, que ayudan a activar el sistema inmunológico y proteger sus células. Tiene una gran cantidad de probióticos, las fuerzas especiales del mundo microbiano. Uno en particular que es específico para el kéfir solo se llama Lactobacillus kefiri , y ayuda a defenderse contra las bacterias dañinas como la Salmonella y la Escherichia coli. Esta cepa bacteriana, junto con otros muchos puñados, ayuda a modular el sistema inmunitario e inhibe el crecimiento de muchas bacterias depredadoras.

El kéfir también contiene otro compuesto poderoso que solo se encuentra en esta bebida probiótica, un polisacárido insoluble llamado kéfiran que se ha demostrado que es antimicrobiano y que ayuda a luchar contra la cándida, a la vez que reduce el colesterol y la presión arterial.

2. Fortalece los huesos

La osteoporosis es una gran preocupación para muchas personas en la actualidad. El deterioro de la enfermedad ósea florece en sistemas que no reciben suficiente calcio, que es esencial para la salud ósea.

El kéfir contiene compuestos bioactivos que ayudan a absorber el calcio en el cuerpo y detener la degeneración ósea. También contiene vitamina K2, que ha demostrado ser vital para mejorar la salud ósea, la densidad y la absorción de calcio.

Los probióticos como el kéfir, además de aportar nutrientes que mejoran la densidad ósea como el fósforo, el calcio, el magnesio, la vitamina D y la vitamina K, ayudan a que las paredes intestinales mejoren su capacidad de absorber estos nutrientes al torrente sanguíneo.

3. Combate potencialmente el cáncer

El kéfir puede desempeñar un papel importante para ayudar a su cuerpo a combatir esta enfermedad, actuando contra la propagación de las células enfermas.

Los compuestos encontrados en esta bebida probiótica han demostrado eficacia en estimular a las células cancerosas del estómago a autodestruirse.

Los beneficios del kéfir en la lucha contra el cáncer se deben a su gran papel anticancerígeno dentro del cuerpo: puede demorar el crecimiento de tumores tempranos y sus conversiones enzimáticas de no cancerígenos a cancerígenos. Una prueba in vitro realizada por la Escuela de Dietética y Nutrición Humana de la Universidad McGill en Canadá demostró que el kéfir redujo las células de cáncer de mama de animales afectados en un 56 por ciento.

4. Apoya la digestión y combate el Síndrome del Colon Irritable

El kéfir ayuda a restablecer el equilibrio bacteriano del intestino y a luchar contra las enfermedades gastrointestinales como el síndrome del intestino irritable, la enfermedad de Crohn y las úlceras. Beber kéfir, cargado de probióticos, también ayuda al intestino a recuperarse después de la ingesta de antibióticos.

Los compuestos probióticos ayudan a restaurar la flora perdida que lucha contra los patógenos.

5. Combate las alergias

Diversas formas de alergias y asma están relacionadas con problemas inflamatorios en el cuerpo. En ciertos estudios con ratones, se demostró que el kéfir reduce las células inflamatorias que interrumpen los pulmones y los conductos de aire, así como la acumulación de mucosidades en las vías respiratorias.

Los microorganismos vivos presentes en el kéfir ayudan a promover el sistema inmunológico para suprimir de forma natural las reacciones alérgicas y ayudar a cambiar la respuesta del cuerpo a los puntos sistémicos de aparición de alergias. Algunos científicos creen que estas reacciones alérgicas son el resultado de la falta de buenas bacterias en el intestino.

Investigadores del Centro Médico de la Universidad de Vanderbilt realizaron 23 estudios diferentes con casi 2,000 personas, y en 17 de esos estudios, los sujetos de prueba que consumían probióticos mostraron una disminución de los síntomas alérgicos y un aumento de la calidad de vida.

6. Cura las afecciones de la piel

Cuando la salud intestinal es frágil pueden enviarse señales a la piel que interrumpen su equilibrio natural y causan todo tipo de problemas como acné, psoriasis, erupciones y eczema.

El kéfir ayuda a nivelar el equilibrio de la piel, ayudando incluso a mejorar los procesos
cicatrizales de las heridas cutáneas, al proteger especialmente al tejido conectivo.

StarOfService

¡Compártelo en tus Redes!