La psoriasis tiene cura

La psoriasis es una enfermedad inflamatoria crónica de la piel de origen autoinmune que produce lesiones escamosas engrosadas e inflamadas, con una amplia variabilidad clínica y evolutiva.

Esto se traduce a una serie de segmentos de piel que presentan escamas o ronchas de un considerable tamaño. Además, el hecho de que sea autoinmune quiere decir que no sólamente no nos está protegiendo de infecciones y enfermedades, sino que ataca a las células y tejidos sanos de nuestro organismo.

¿Cómo surge la psoriasis?

Los principales factores desencadenantes de brotes de psoriasis son los siguientes: estrés (el más controlable de estos por parte del paciente), traumatismos (que si bien pueden desencadenar el fenómeno de Koebner, sólo aparece en 1 de cada 4 pacientes, aunque también quemaduras o cicatrices solares pueden desencadenar en un brote), bacterias, medicamentos, el clima o productos nocivos como el tabaco o el alcohol o incluso otros problemas como la obesidad.

Cómo tratar un brote de psoriasis

Existen varios métodos bastante efectivos que utilizan varios elementos de fácil acceso, por lo que un buen tratamiento controlado no debería resultar difícil de llevar.

Uno de estos métodos es el uso de champús para cueros cabelludos secos y escamosos y una buena higiene de la zona afectada. El champú puede ser tanto de venta libre como de prescripción, siendo lo más importante fijarse en el detalle de cuáles contienen un 1% de sulfuro de selenio o de ácido salicílico. Además, es posible conseguir champú que incluye aceites esenciales de hierbabuena, árbol de té y de romero. El cual funciona como remedio natural para tratar la psoriasis en el cuero cabelludo.

Aplicar lociones, cremas hidratantes, pomadas, o incluso sustancias como la vaselina puede tener grandes alivios en el cuero cabelludo. Sin embargo, para que estas actúen de forma eficaz, es altamente recomendable meterlas en la nevera para que se enfríen y podamos aplicarlas en la zona afectada generando un efecto calmante muy beneficioso.

Puede sonar manido, pero el uso de aloe vera siempre es recomendable y aporta positivos resultados. Es sin duda un remedio natural que debe de considerar cualquier persona que padece de esta patología.

Por último, es altamente recomendable alejarse de los rayos del sol, pues como hemos dicho antes, las quemaduras del sol favorecen a la generación de un brote de psoriasis.

Puedes encontrar muchísima más información sobre cómo tratar la psoriasis de manera muy detallada en www.comocurarlapsoriasis.org

Mitos y leyendas que circulan alrededor de la psoriasis

Uno de los mitos más populares que se generan alrededor de cualquier enfermedad es sin duda si es contagiosa. En absoluto, la psoriasis no puede contagiarse ni existe un agente transmisor de la misma.

Otro de los mitos y de los más importantes es pensar que solo es una enfermedad de la piel, siendo en realidad un reflejo de cómo se encuentra nuestro sistema inmunitario que además, afecta a la salud física y mental del paciente y se relaciona con la mayor capacidad de contraer otras enfermedades como la artritis psoriásica, enfermedades cardiovasculares y depresión.

Por último, es importantísimo conocer que es una enfermedad crónica pero tratable, que es bastante más común de lo que parece estando presente entre el 2 y el 3% de la población, aunque los tratamientos pueden conseguir mejorar la vida de los pacientes.

Es por esto que tras conocer toda esta información podremos estar más tranquilos ya que sabemos los pasos que habrá que seguir para tratar eficazmente la psoriasis y mejorar nuestra calidad de vida, siempre con el apoyo de los médicos y con mucha esperanza para acabar con esta enfermedad.

¡Compártelo en tus Redes!