¿Cuántos años vivirás? Eso depende de los latidos por minuto de tu corazón

Investigadores afirman que existe una relación directa entre el ritmo cardíaco y la expectativa de vida. 

¿Cuántos años vivirás? Eso depende de los latidos por minuto de tu corazón

¿Sabes cuánto tiempo de vida te queda? Aunque a esta pregunta no es posible encontrar una respuesta que determine ese ‘desenlace fatal’, investigadores han hallado un vínculo directo entre la frecuencia cardíaca y la esperanza de vida.

De acuerdo a una investigación llevada a cabo por especialistas daneses en 2013, se pudo determinar que entre más pulsaciones por minuto tenga el corazón en estado de reposo, menor será la esperanza de vida. Esto comparado con aquellas personas cuyos latidos por minuto son menores o iguales a 50, pues por cada 10 pulsaciones adicionales por minuto se aumenta el peligro de muerte aproximadamente un 22%.

El estudio incorporó el rastreo de las historias clínicas de 2.798 pacientes recogidas a lo largo de 16 años. En este lapso de tiempo, 1.082 de estas personas habían muerto.

La limitación biológica

Si tenemos en cuenta a un individuo de 70 años cuya frecuencia cardíaca oscila entre 60 y 70 por minuto en promedio, el resultado que obtendremos es un poco más de 2.000 millones de pulsaciones durante el ciclo vital.

De modo similar, en el caso de una gallina, que tiene una frecuencia cardíaca alrededor de las 275 palpitaciones por minuto, logra vivir 15 años, quiere decir que durante su ciclo de vida apenas alcanza los 2.000 millones de latidos.

Humanos vs. Otras especies

No obstante, muchas especies no cuentan con la misma fortuna. Por ejemplo, si consideramos la frecuencia cardíaca de especies como la ballena azul (6 latidos por minuto) o el elefante (30 latidos por minuto), podemos determinar que estos animales cuentan con casi la mitad de las pulsaciones del ser humano.

La suerte es mucho menor si analizamos al hámster, que con 450 palpitaciones cardíacas por minuto y entre 2 y 3 años de expectativa de vida, apenas alcanza a superar los 500 millones de contracciones en el transcurso de su breve y agitado tiempo de vida.

¡Compártelo con tus amigos!