Uno de los efectos del cambio climático es que durante los periodos de lluvia exista la posibilidad de producirse alteraciones extremas, de forma que se alternen temporadas de inundaciones y sequía, un fenómeno al que ha denominado ‘latigazo del clima‘.

Científicos de la Universidad de Kansas, en Estados Unidos, han publicado recientemente un estudio en el que muestran cómo este ‘latigazo’ climático puede ocasionar la contaminación del agua, lo que generaría una disminución significativa de la cantidad de recursos hídricos potables así como su accesibilidad.

Nitrógeno en aguas superficiales

El equipo de investigación analizó la calidad del agua durante una de estas temporadas de ‘latigazo’ que azotó una extensa área del oeste de Estados Unidos en los años 2012 y 2013, cuando después de una época de sequía vinieron fuertes inundaciones afectaron al país. Los investigadores corroboraron que los ‘latigazos’ influyen directamente sobre la calidad de los recursos hídricos al generar un incremento del nitrógeno en las aguas sobre la superficie del suelo.

Los autores del estudio explicaron a la revista ‘Lab Manager‘ cómo puede producirse la contaminación. “Los agricultores aplican la cantidad normal de fertilizantes, pero en periodos de sequía las plantas no crecen tanto y no absorben tanto nitrógeno”, indicó uno de los científicos. “En lugar de permanecer las plantas que serán cosechadas, el nitrógeno se mantiene en el suelo, sin agua que lo elimine”.

Cuando más tarde viene una inundación, el nitrógeno queda en las aguas sobre la superficie del suelo, de donde generalmente se extrae el agua potable.

“El suelo es como una esponja: mientras está seco el nitrógeno se mantiene en él. Pero al mojarse, como cuando comprimimos una esponja, el nitrógeno puede llegar a saturar los ríos“, advierten los investigadores.

¡Compártelo en tus Redes!

COMPARTIR