Libre

Me quiero libre,
en movimiento sin dueño,
sin florituras sobrantes
ni corsés ansiosos por encajar.

Te quiero libre,
cuando muestras seguridad,
y no te dejas menospreciar,
por lo que creas que piensan,
o por cómo imaginas que mirarán.

Me quiero libre
cuando me cuido y me comprendo,
y acepto que no soy perfecta,
y que tampoco quiero serlo.

Te quiero libre,
siempre que dejas que ocurra,
y te tocas y te reflejas con cariño.

Me quiero, cuando fluyo
y dejo fluir en libertad.

Te quiero con fuerza,
Me quiero con ternura,
también cuando esquivo,
en vez de afrontar,
a todo lo que atormenta,
y que se atreve a poner en peligro,
estos cimientos que tanto cuesta sellar.

Me quiero compasiva
con cada una de mis extremidades
y cuando las muevo cada una al son,
a ése, que sólo a mí se me antoja.

Te quiero igual y
quiero querernos
siempre, un poco más.

Reyes

¡Compártelo en tus Redes!