Los caminos hacia el 2018 [Opinión]

Hoy los caminos de la política mexicana se ven como calles empedradas y llenas de baches, por un lado la “izquierda” (si aún se le puede llamar así) se une con la derecha, una derecha que ha sido fracturada por los intereses personales de un dictadorcillo con aires de grandeza.

Por el otro lado los morenistas fieles corderitos seguidores del mesías han logrado armar un equipo que resulta interesante más no suficiente para enfrentar lo que viene en el 2018 y por último el lado oscuro, el PRI que busca abanderar a los mejores candidatos aunque no cuenta con la aceptación del electorado.

Sobre este último podríamos hablar de cualquier militante, simpatizante e incluso el candidato presidencial ya destapado, pero hablaremos sobre un hombre que ha despertado la curiosidad de la ciudadanía en estas últimas semanas.

Me refiero a Ricardo Monreal, político de cepa quien cuenta con una carrera política en la que ha pisado los diferentes estaños desde una regiduría hasta la gubernatura de Zacatecas, Licenciado en Derecho y con los grados de Maestro y Doctor en Derecho ha construido su carrera política.

Hoy todo parece indicar que vuelve a vestir los colores del priismo, la invitación formal que le hizo Eruviel Ávila se ha tomado muy enserio y en un par de semanas sabremos si será el abanderado del PRI al gobierno de la Ciudad de México.

A pesar de su cercanía con Andrés Manuel López Obrador, extrañamente le fue arrebatada la candidatura de Morena, sin embargo Ricardo Monreal no ha dejado de insistir en su aspiración de encabezar el gobierno capitalino.

La lealtad es un valor que necesariamente debe ser de ida y vuelta, algo que a las personas que llegan a ocupar un cargo de importancia parecen olvidar o creer que es solo una pleitesía exclusiva para ellos, ahí tenemos a numerosos secretarios de estado, federales y estatales, quienes olvidan que la amistad no es sinónimo de tapete humano.

Es el caso de Andrés Manuel quien sufre de amnesia selectiva y se preocupa solo por su persona y olvida quienes han estado siempre a su lado, pero dejando sentimentalismos políticos de lado y siendo realistas lo más seguro es que Ricardo Monreal decida irse al tricolor.

Las razones resultan obvias, en el Frente Ciudadano aunque tiene de su lado a Dante Delgado que hará hasta lo imposible por convencerlo de que forme parte de esta alianza tiene la amenaza inminente de la azafata millonaria Alejandra Barrales (La gaviota 2) quien tiene aspiraciones de ser la candidata por esa “Alianza”.

Por lo que la opción más adecuada será el PRI a pesar de que ese partido no cuenta con la aprobación del electorado no podemos descartar que hoy tendrían por primera vez en la ciudad de México a un candidato que sabe cómo se juega una elección, un hombre que tiene experiencia y que conoce las calles, no me atrevería a descartarlo, al final resulta una fórmula interesante y la competencia seguro inicia con desventaja.

Empiezan ya a recorrer los caminos de la política mexicana quienes no tienen experiencia, quienes no tienen idea de lo que es gobernar, quienes no cuentan con equipos de trabajo calificados y quienes lo han tenido todo. No será cuestión de colores, partidos o alianzas será materia de experiencia, de eso se tratará la próxima elección en la gran Ciudad de México. ¡Hagan sus apuestas señores!

Héctor Peláez Reynoso

¡Compártelo en tus Redes!