Por qué el tiempo de vida de los creyentes es mayor que el de los ateos

Un grupo de científicos destacó que los individuos que tienen una determinada creencia religiosa tienden a llevar una vida más saludable y realizan más actividades sociales, lo que les otorga más años de vida.

Por qué el tiempo de vida de los creyentes es mayor que el de los ateos

Investigadores de la Universidad de Ohio, en Estados Unidos, estudiaron el promedio de vida de creyentes, ateos y agnósticos y se dieron cuenta que aquellos que siguen la religión suelen vivir hasta cuatro años más, así lo demostraron los resultados del estudio que recoge  Live Science.

Los científicos observaron una serie de obituarios impresos en los periódicos de 42 estados de Estados Unidos. Para ello realizaron dos investigaciones, específicamente entre los años 2010 y 2012.

Más actividades sociales, más vida

Al cotejar los datos obtenidos se comprobó que, según las esquelas analizadas, los fallecidos que eran creyentes gozaron de un mayor promedio de vida, de cuatro años para ser exactos, que aquellos que no profesaban alguna religión. Durante la investigación los científicos también tuvieron en cuenta ciertos elementos relevantes como el género y estado civil de los difuntos.

Mucho tiene que ver, enfatizaron los autores del estudio, que los creyentes son personas muy activas a nivel social que tienden a participar en las actividades que organiza la iglesia y realizar todo tipo de labores voluntarias. Esto podría incrementar su expectativa de vida.

los creyentes son personas muy activas a nivel socialBaldin Way, un profesor adjunto de psicología en la Universidad de Ohio y uno de sus coautores, aseguró que los datos hallados son una “evidencia persuasiva” de que, en efecto, existe una relación entre la participación religiosa y la cantidad de años que vive una persona.

Un estilo de vida saludable

Y aunque la actividad social ayuda a tener una mayor esperanza de vida, no es mayor a un año. Los propios autores del estudio destacaron que también hay que tener en cuenta que las personas con creencias religiosas llevan un estilo de vida más saludable y tienen como norma eliminar el alcohol y las drogas de su vida, además se alimentan de una forma más moderada.

Por otro lado consideraron que otros factores como las prácticas que ayudan a “combatir el estrés”, como la meditación, oraciones o yoga, también pueden influir en el hecho de que los creyentes sean más longevos. Pero eso, por supuesto, esos detalles ni se escriben en los obituarios, por lo que, señalaron, se necesitará estudiar más a fondo el tema.

¡Compártelo con tus amigos!