La magia del ácido hialurónico

La magia del ácido hialurónico

Si no conoces todas las propiedades del ácido hialurónico, has llegado al sitio adecuado. El acido hialuronico es una fuente de propiedades buenas para nuestro cuerpo. Desde ácido hialurónico para los labios hasta su uso para la piel, tiene tantas utilidades que es bueno conocerlas.

Qué es el ácido hialurónico

Es una sustancia que produce nuestro cuerpo de manera natural. El problema es que a medida que pasan los años esa producción va disminuyendo y nuestra piel lo va notando, empeorando a medida que pasa el tiempo.

Por eso, utilizar ácido hialurónico para compensar esa menor cantidad que genera nuestro cuerpo de manera natural es una muy buena idea para ayudar a la piel a mantenerse joven y que por ella no se note el paso del tiempo. Y, todo esto, con una sustancia totalmente natural.

Casi todas las grandes marcas de cosmética incluyen el ácido hialurónico en sus productos, ya que es una manera de mejorar su efectividad utilizando un producto natural, algo que casi todo el mundo quiere, ya que lo natural siempre es mejor para el cuerpo.

Cremas, geles, máscaras…si te fijas en sus etiquetas, verás que muchas de ellas tienen una parte de ácido hialurónico que potencia lo que son capaces de lograr. Por eso este es un producto tan demandado y tan de moda, que usan muchas famosas.

Ventajas del ácido hialurónico

El ácido hialurónico actúa como una especie de esponja. Lo que se consigue con él es mantener en la piel grandes cantidades de agua. De esta forma se solucionan los problemas de hidratación que muchas mujeres tienen y que van en aumento con la edad.

Es compatible con el uso de cremas hidratantes, pero sin duda consigue un resultado mucho más efectivo y hace que sus ventajas se potencien mucho. Y lo mejor es que todo eso se consigue con un producto que nuestro cuerpo produce por sí mismo.

Se usa mucho para el relleno de las arrugas, porque consigue darle una textura natural y hacerlas desaparecer de manera muy sorprendente. Sus efectos son tan claros que es el producto estrella en el mercado cosmético actualmente.

Otra de las grandes ventajas que aporta es la firmeza. La piel queda mucho más tersa y firme, evitando la flacidez y la piel caída típica de la edad, especialmente en personas que no la han cuidado correctamente a lo largo de los años.

La firmeza es una virtud muy importante, puesto que por mucho que se logre eliminar arrugas, si la piel no está firme y da aspecto de estar suelta y deshidratada, su aspecto es un poco desagradable y puede causar una mala impresión y empeorar tu presencia.

Otro de sus usos que ha aumentado mucho en los últimos tiempos es el de su aplicación a los labios.

Algo a tener muy en cuenta sobre el ácido hialurónico es que mejora mucho la barrera protectora de la piel. Es decir, no tiene solo una función estética, sino que sirve también para cuidar nuestra salud haciendo que nuestra piel esté más protegida.

Además, tiene un efecto antioxidante muy importante. Este efecto también contribuye a que la piel esté en mejor estado y a que su apariencia también sea mucho más saludable y bonita que la de una piel en la que no hemos usado esta sustancia.

Dónde se aplica el ácido hialurónico

Las zonas en las que más se aplica suelen ser las patas de gallo, las comisuras de los labios, el contorno de los labios y las líneas de expresión que aparecen bajo la nariz. Es decir, se aplica directamente en aquellas zonas en las que las arrugas son más evidentes.

Esas zonas son aquellas en las que cualquier persona va a tener arrugas más profundas. Sus efectos serán aquí más claros, pues contribuirá a taparlas y a que sean unas arrugas mucho más suaves y menos profundas, todo ello gracias a la hidratación de la que dota al cuerpo.

Otro de sus usos que ha aumentado mucho en los últimos tiempos es el de su aplicación a los labios. El motivo es muy sencillo: es una manera magnífica de hacer que aumente su volumen de una manera mucho más natural que cualquier otro producto.

Tradicionalmente se ha utilizado botox o silicona para aumentar el volumen de los labios. Sin embargo, suponen introducir en el cuerpo productos artificiales que no siempre sienta bien a nuestro organismo y que a menudo son rechazados o provocan efectos secundarios.

Además, el resultado de estos productos no es natural, y provoca un aspecto recauchutado y artificial que acaba por lograr el efecto contrario del que buscan. Lo que se consigue finalmente es que la persona que los utiliza empeore su estética.

Contra todo esto el ácido hialurónico es la mejor respuesta. De ahí que sea el producto cosmético más demandado y que las personas que quieren cuidar su aspecto sin renunciar a utilizar productos buenos para el organismo lo usen tanto.

¡Compártelo en tus Redes!