mamparas para dividir los espacios

Las empresas evolucionan con el tiempo. El número de empleados crece, surgen nuevas áreas y departamentos. En definitiva, la empresa tiene nuevas necesidades. Por ello, las oficinas y despachos ubicados en sus instalaciones tienen que adecuarse para asumir los nuevos roles de los trabajadores, haciendo que su operativa diaria sea más eficiente y competitiva. Por ello, a la hora de afrontar la renovación o creación de una oficina es importante tener en cuenta la instalación de mamparas divisorias de oficinas, una solución que ofrece múltiples ventajas a la empresa.

Entre las ventajas que tiene esta instalación destaca el coste económico, ya que a diferencia de otras soluciones constructivas las mamparas divisorias de oficinas son más económicas que separar y distribuir espacios por medio de paredes de ladrillo, una técnica que, por otra parte, cada vez está más en desuso. Asimismo, la instalación de mamparas logra un equilibrio perfecto en trabajo en equipo y privacidad, ya que estas mamparas suelen estar fabricadas con materiales transparentes como el vidrio.

Otra de las ventajas de la utilización de las mamparas en la oficina es que facilitan aprovechar del espacio, pudiendo incluso actuar como barrera separadora entre las salas. En estos casos, según explican desde la empresa Zeta Line, “pueden crearse dos espacios totalmente diferenciados y con carácter propio”. Y es que es una solución perfecta para compatibilizar espacios abiertos con zonas privadas, ya que permiten separar y diferenciar despachos personales, grupales y zonas abiertas con un alto componente de diseño.

Al respecto, los espacios abiertos o semiabiertos se han convertido también en tendencia, ya que se ha demostrado que la correcta utilización de ellos mejora la creatividad y productividad de los trabajadores.

Para llevar a cabo un buen proyecto de instalación de mamparas en la oficina es importante contar con un excelente equipo de diseño, que se encargue de definir las necesidades de la empresa y, en función de ellas, planear la distribución más acertada y la mampara más adecuada en cada oficina.

El tipo de compañía también va a influir en el material empleado a la hora de colocar las mamparas, así como el trabajo que realizan a diario los empleados que están en ella. Y es que esta solución, que tiene un importante componente de diseño y modernidad, también ayuda a aislar el ruido en la oficina. “La utilización de mamparas de calidad y la instalación correcta de las mismas permite que el sonido no se filtre de una sala a otra, asegurando la independencia total de ellas y la privacidad de lo que suceda en su interior”, explican desde esta empresa especializada en la instalación de mamparas y que ofrece sus servicios en Madrid, Ávila, Cuenca, Guadalajara, Segovia y Toledo.

La instalación de mamparas favorece la gestión de los recursos de la compañía, ya que el correcto planeamiento permite aprovechar al máximo la luz natural. Algo que no sólo incide en la factura eléctrico sino que también beneficia a la calidad de los puestos de trabajo de nuestros empleados, mejorando sus condiciones. Por ello, la instalación de mamparas también ayuda mejorar la productividad de los trabajadores.

Instalación más rápida

Además del diseño y funcionalidad de las mamparas, otra de las ventajas que tiene apostar por esta solución es que el tiempo y las molestias se reducen durante su instalación con respecto a otras obras efectuados con los métodos tradicionales. El montaje es sencillo y la instalación es muy limpia, ya que se generan menos residuos que con los métodos constructivos anteriores. De este modo, las empresas, incluso en el tipo de instalaciones más complejas, pierden menos horas de trabajo y de productividad de sus empleados.

Al igual que su instalación más rápida, las mamparas también tienen la ventaja de que su desmontaje también es más sencillo. De hecho, este tipo de instalación está considerada como una de las mejores a la hora de apostar por oficinas funcionales y flexibles, ya que en función del momento y de las necesidades de la compañía se pueden desmontar con facilidad y crear otros espacios más adecuados.

Otro de los aspectos importantes a la hora de valorar la instalación de esta solución es la tendencia existente en la actualidad marcada por la exigencia de la transparencia. Para ello, las mamparas acristaladas ofrecen un servicio excelente, ya que permite a los clientes y usuarios tener una visión de la empresa desde su entrada al edificio u oficina, aumentando su confianza en nuestra marca.

¡Compártelo en tus Redes!