Cámaras de seguridad en un hospital de China captaron el instante en que un médico y una enfermera discuten exaltados hasta que el cirujano comienza a golpear fuertemente a la mujer en el rostro, enviándola al piso después de varios puñetazos.

El sitio donde se presentó este incidente es igual de alarmante que las imágenes de la brutal golpiza: una sala de cirugía. El resto de médicos debieron continuar con el procedimiento médico pese a las dramáticas escenas de las que fueron testigos.

Suscríbete a nuestro canal en YouTube: Grandes Medios

¡Compártelo en tus Redes!