Alimentos caseros o procesados: ¿Qué tipo de comida es mejor para tu mascota?

Qué tipo de comida es mejor para tu mascota

Un perro llamado Miguel, de la raza golden retriever, se rascaba más de lo normal. Alejandro Quiceno, su dueño, al fin descubrió que Miguel tenía prurito, una picazón de la piel provocada por una alergia o sensibilidad con la comida.

Alejandro consultó lo ocurrido con el criador de perros y este le recomendó alimentar a Miguel con la dieta BARF, como hacía con sus propios animales. Alejandro siguió su consejo y la mejora fue espectacular, según contó el joven a BBC Mundo.

La dieta mencionada de Alimentos Crudos Biológicamente Apropiados (BARF) es para alimentar a las mascotas de forma más natural, ya que está basada en carne, vegetales y huesos carnosos, entre otros ingredientes. Por eso sus defensores afirman que es más beneficiosa para la salud de los animales.

No obstante, esta dieta también tiene muchos detractores, pues aseguran que, al tratarse de comida cruda, hay más riesgo de que contenga bacterias. Por lo tanto, optan por recomendar la comida procesada, conocida como “croquetas” en diversos países.

Miguel
Foto de Miguel (a la derecha), la mascota del joven colombiano Alejandro Quiceno.

Volviendo a la historia de Alejandro y su perro Miguel, el joven colombiano asegura que nunca más ha comprado comida procesada para su perro. Actualmente, tiene un canal en YouTube en el que enseña todo lo referente a la dieta BARF y está a punto de llegar a los 7.000 suscriptores.

En uno de sus vídeos más exitosos, Alejandro prepara la comida para sus perros con todos estos ingredientes: corazones de pollo, brócoli, hígado de res, huevo, pimentón, jengibre y yogurt.

¿Qué opción es mejor?

“El detonante de la sensibilidad alimentaria que pueden presentar las mascotas es el gluten, el carbohidrato y otros añadidos químicos que incluye la comida procesada”, comenta Christian Vergara, el director médico de BarfChile, refiriéndose al caso del perro llamado Miguel.

Vergara, que realiza conferencias a nivel internacional sobre la dieta BARF, afirma: “Una mascota, ya sea un perro o un gato, no debe alimentarse con pienso porque la naturaleza no la ha preparado para esta clase de alimentación seca y estéril”.

Según este experto, el alimento procesado solo tiene una ventaja: la comodidad del dueño de la mascota. “Los alimentos que están muy procesados perjudican la microbiota intestinal, llegando a comprometer las paredes del intestino, el sistema inmunológico y dando paso a algunas enfermedades, como obesidad o diabetes”.

Qué opción es mejor
Los defensores de la comida cruda para mascotas aseguran que sus beneficios son mayores y que la naturaleza de los animales hace que no estén preparados para los alimentos procesados.

Respecto a los beneficios de esta dieta, Vergara menciona los siguientes: se estimula el sistema inmunológico, el pelaje del animal tiene más brillo y calidad, mejora la dentadura y disminuyen las heces fecales alrededor de un 80%.

Ian Billinghurst es un veterinario australiano que escribió en 1993 el libro La dieta BARF: alimentación cruda para perros y gatos usando los principios evolutivos, utilizando por primera vez el concepto de BARF. Según él, los beneficios de la dieta son todavía más universales.

“Esta dieta no solo es para alimentar de forma particular a los perros y gatos con alimentos crudos, como la mayoría de la gente piensa, sino que se ha desarrollado para todas las criaturas, pensando en que sea apropiada biológicamente”, comentó Billinghurst a BBC Mundo.

alimentación cruda para perros y gatos
El veterinario chileno Christian Vergara afirma que la única desventaja de la dieta BARF es la de “antropomorfizar a la mascota, pensar que son como nosotros y asociar que, como lo crudo es malo para nosotros, es malo para ellos”.

Riesgo de bacterias

No obstante, hay muchos expertos que no están de acuerdo. Hyunmin Kim, doctora de la Sociedad Americana para la Prevención de la Crueldad hacia los Animales, también hizo unas declaraciones a BBC Mundo: “Los alimentos crudos y las dietas basadas en ellos exponen a los animales a un mayor peligro de ingerir bacterias, como la salmonella y la E. coli”.

César Hernán Calad, un especialista de Colombia en dermatología canina y felina y medicina interna, coincide con la opinión de la doctora. Aunque hay perros callejeros que ya han adquirido el hábito de comer sobras o incluso alimentos que tienen bacterias, y lo hacen prácticamente todos los días, eso no puede aplicarse en el caso de una mascota que siempre ha sido alimentada con pienso y, de repente, debe ajustarse a la dieta BARF.

“Si esta comida cruda no está bien envasada y conservada, llegarán las bacterias y la situación será horrible para las mascotas”, indica.

perros callejeros
El especialista César Hernán Calad alerta que la costumbre de perros callejeros de comer sobras o alimentos descompuestos no puede aplicarse a una mascota doméstica con otros hábitos de alimentación.

Según explica Calad, los alimentos procesados incluyen todos los componentes nutritivos adecuados para la alimentación de los perros y gatos, además de que están disponibles para diferentes edades y protegidos contra las bacterias gracias al cuidadoso envasado.

En cuanto a la dieta BARF, Calad no la recomienda, pero reconoce que algunos de sus pacientes la utilizan sin problemas. Sin embargo, matiza lo siguiente: “Congelan la comida o compran pequeñas porciones de carne cada día, tal vez por eso no han tenido incidentes”.

La opción intermedia

Durante los últimos años, la tendencia de alimentar a las mascotas con comida cruda ha aumentado, aunque los que optan por la comida procesada siguen estando por encima.

Según los datos recopilados por David Lummis, que trabaja como analista en la industria de las mascotas para la empresa Packaged Facts, que se dedica a investigar los mercados, la venta de comida cruda para los animales en Estados Unidos alcanzó los 200 millones de dólares en el 2017, el 45% más que en el 2012.

No obstante, las ventas de la comida procesada ascendieron hasta los 33.000 millones de dólares en el 2017, por lo que sigue habiendo mucha diferencia.

comida para perros
La presencia de bacterias en comida cruda puede ser fatal para las mascotas, advierten quienes defienden la conveniencia de la comida procesada.

“Esperaba que el mercado de los alimentos crudos despegara con más fuerza”, comentó Lummis a BBC Mundo. En el año 2012, él mismo vaticinó que se produciría un crecimiento en el consumo de esta clase de comida.

Lo cierto es que entre ambas dietas hay una opción intermedia: una tercera posibilidad consiste en cocinar la comida. Vergara, el director médico de BarfChile, reconoce que la comida debe ser cocinada si la mascota padece ciertas patologías digestivas.

“En ese caso, lo más recomendable es sellar la carne, debido a que las bacterias están sobre la superficie del alimento. Respecto a los vegetales, algunos se aconsejan cocidos, como la calabaza y los espárragos, por ejemplo”.

A la hora de escoger una opción, lo mejor será consultar en primer lugar con el veterinario, prestar mucha atención a las reacciones de la mascota y, finalmente, elegir aquella que le haga sentirse mejor y más saludable.

¡Compártelo con tus amigos!