Mensaje en una botella

Desde el rincón de la locura,
de la sinrazón,
de la violencia,
de la fe perdida,
pido ayuda.
Mis coordenadas son
40º 25′ 1.52”N;
3º 42′ 14.02”O
Solicito rescate
y traslado a lugar seguro.

Aquí se ha perdido el rumbo.
La gente buena llora,
se cansa y no tiene fuerzas.

Los malvados crecen.
Amenazan, se arman
y se hacen con cuchillos,
bombas, puñetazos, acosos,
abusos, cerillas
y todo tipo de veneno que
está acabando lentamente con
cualquier atisbo de cordura.
Y quien la tiene,
quien quiere querer y convivir,
no encuentra consuelo,
y se encierra en su burbuja,
pues si sale, corre el mismo riesgo.

Los malvados encubiertos,
también son más cada vez,
corruptos, falsos e hipócritas,
adinerados, ambiciosos sin límite alguno,
pérfidos dictadores disfrazados de demócratas.
Nos dividen en colores,
y nos dejamos dividir por ellos.
La plaga se extiende rápidamente.

Aquí hemos cerrado la puerta al corazón
y creamos jueces y verdugos,

carentes de empatía y de verdad.

Me ahoga estar aquí,
Me ahoga estar así.
Por eso, pido rescate urgente.
Me quedaré quieta, para que pueda encontrarme.
Me quedaré quieta
para poder seguir siendo yo,
y que no me salpique tanta inhumanidad.

Aquí le espero. Gracias.
Siempre suya.

Reyes

¡Compártelo en tus Redes!