Científicos hallan un método para pronosticar el tiempo de vida de las personas

Un grupo de investigadores desarrolla un sistema para calcular la longevidad un ser humano por el efecto de sus cambios genéticos.

Científicos hallan un método para pronosticar el tiempo de vida de las personas

Científicos de varios países liderados por Paul Timmers, de la Universidad de Edimburgo (Escocia, Reino Unido), han desarrollado un método que permite calcular si una persona puede vivir más o menos que la media y adquirir datos científicos avanzados de las enfermedades y vías celulares implicadas en el proceso de envejecimiento, según publica EurekAlert!.

Los expertos presentaron sus descubrimientos, producto de analizar el efecto de los cambios genéticos en la longevidad de todo el genoma humano, en el marco del encuentro anual de la Sociedad Estadounidense de Genética Humana (ASHG, por sus siglas en inglés), celebrado recientemente en la ciudad de San Diego (Estados Unidos).

Explorando el genoma humano

Para obtener los resultados, estos investigadores examinaron la información genética de medio millón de personas recogida en el estudio británico a largo plazo UK Biobank. Por medio de eso pudieron reconocer zonas del genoma que son responsables del tiempo de vida y los riesgos del desarrollo de enfermedades asociadas a la edad.

El equipo de biólogos confirmó el hallazgo de seis relaciones identificadas previamente entre la longevidad y los genes, incluyendo el gen APOE, el cual está vinculado con el riesgo de padecer Alzheimer. Hallaron también 21 nuevas zonas genómicas que inciden en el tiempo de vida.

Estos datos han permitido otorgar a cada individuo una puntuación personalizada para calcular la probabilidad de vivir hasta determinada edad. De acuerdo con lo informado por los científicos, se pudo hallar que el 10% de las personas cuentan con genes que fomentan la longevidad y, en promedio, su tiempo de vida será de cinco años más que aquellas cuyo ADN conduce a disminuir la esperanza de vida.

¡Compártelo con tus amigos!