Los 4 mitos más populares sobre el Islam que creíste que eran ciertos

El Islam es una de las religiones con más seguidores en el mundo, pero también es una de las peor interpretadas.

Los 4 mitos más populares sobre el Islam que creíste que eran ciertos

Muchas veces emitimos opiniones sobre temas sin conocerlos primero. Y es que la falta de información lo único que genera son prejuicios e intolerancia, sobre todo cuando se habla de temas religiosos. El Islam es una de las religiones con más seguidores en el mundo, pero también es una de las peor interpretadas. Esto ocurre, en parte, por grupos terroristas que venden una falsa imagen, lo que genera conceptos erróneos en la sociedad. Pero realmente el Islam tiene la paz y la justicia como base.

Sobre ella giran muchos mitos. A continuación, te mostramos algunos conceptos que no son verdaderos sobre esta religión:

1. Los musulmanes son árabes

Muchas veces, por ignorancia, se suelen confundir a los árabes con los musulmanes, o a los yihadistas con los islamistas. Sin embargo, se trata de terminologías totalmente diferentes.

El concepto de árabe abarca a todas aquellas personas que nacen en una nación cuya lengua oficial es esa, el árabe, sin incluir aspectos religiosos.  De hecho, los árabes pueden profesar distintas religiones: musulmana, cristiana, entre otras. Por otro lado, los musulmanes son aquellos que profesan el islamismo, religión que cree que hay un solo Dios.

Pero hay que aclarar que ser musulmán no convierte a una persona en un fanático religioso. En el caso de los islamistas, sus prácticas se basan en el Corán y algunos de ellos son considerados como “políticos radicales”. Por último, está el término Yihadista, que fue creado en el occidente para denominar a los integrantes de grupos terroristas que comenten actos violentos justificándolos en el Yihad.

2. El Islam promueve la violencia

Otra creencia común es que el Islam promueve la violencia. En primer lugar, no se trata de un movimiento político, como algunos creen. Y, tal como lo expresó el profesor Rea Aslan, cualquiera será la religión de una persona, si es violento, hará cosas violentas.

Esta confusión de que los islamistas aman la guerra tiene su origen en la palabra Yihad, que muchos interpretan como una “guerra por amor a Dios” o “guerra santa”. Pero la palabra Yihad se traduce como “esfuerzo” o lucha. Aunque algunos se centren en la “lucha por la espada”, el mismo profeta Mahoma aseguró que es la “lucha por el alma” lo que resulta verdaderamente importante; es decir, vencer el mal que hay en cada uno de nosotros.

3. Opresión de la mujer

Otra de las creencias que están muy arraigadas en el mundo es que las mujeres musulmanas son oprimidas y tienen que usar el velo todo el tiempo. Pero lo cierto es que si bien es cierto que dentro del Islam hay movimientos que exigen el uso del velo, el Corán no lo establece.

En cuanto a los derechos, las musulmanas pueden perfectamente educarse, votar, elegir a su pareja y todo lo que puede hacer una mujer en otras partes del mundo. El papel de la mujer incluso está presente en su religión desde sus inicios, pues la mayoría de sus historias provienen de Aisha, una de las esposas de Mahoma, que se encargó de compartir los dichos del profeta y enseñar el Islam. Muchos maltratos a los que son sometidas las mujeres no tiene que ver con su fe, sino con su cultura y tradiciones.

Aunque hay países teocráticos que se fundamentan en el Corán y su interpretación, hay otros en los que las mujeres viven sin ninguna clase de opresión.

4. El Islam es intolerante con otras religiones

Dentro del Corán se habla de la existencia de otras corrientes religiosas. De hecho, en uno de sus 114 capítulos, que se conocen como Sura, se establece lo siguiente: “Si Dios hubiese querido os hubiese reunido en una comunidad única, pero os ha dividido con el fin de probados en lo que os ha dado. ¡Competid en buenas obras! Vuestro lugar de reunión, el de todos, está junto a Dios”.

Entonces, tal como lo dice el capítulo 5,48, se trata de una religión muy tolerante, a pesar de ser monoteísta. Dentro de sus creencias está que las tres religiones principales, que son el cristianismo, judaísmo y por supuesto el Islam, provienen de un mismo Dios. Por otro lado, sus profetas son los mismos: Abraham, Moisés, Noé y Jesús. Para ellos Mahoma vio al mundo a ratificar lo que estos cuatro decían.

¡Compártelo en tus Redes!