Moda y belleza para 2018

La moda y la belleza seguirán siendo en 2018 aliados de cualquiera que quiera valerse de ellos para sentirse bien, ganar en bienestar, aumentar el autoestima. De hecho, ambos sectores han venido experimentando crecimiento, con muchos millones de euros de facturación.

2018 llegará cargado de novedades que, al menos, pueden servir de inspiración. El momento en el que nos encontramos de alta demanda y de aplicación de la tecnología para ofrecer productos a la última y que consigan satisfacer las expectativas, no tiene precedentes. Y se puede aprovechar el momento.

La moda

El de la moda parece el negocio redondo. Los diseñadores dan protagonismo a unas líneas y materiales diferentes temporada tras temporada, consiguiendo cambiar la tendencia. El marketing pone en marcha toda su maquinaria para hacer llegar lo que se lleva a todo el mundo, y asociar el éxito personal y profesional a una imagen personal impecable, moderna y actual. Se vale, por supuesto, de esas blogueras de moda influyentes que triunfan en todo el mundo.

Que gran parte de la producción se externalice a países subdesarrollados o en vías de desarrollo, junto a otras prácticas, sirve para que la prenda final no le resulta demasiado cara al consumidor. Y, así, podrá renovar su armario la temporada siguiente, aunque suponga deshacerse de lo que tiene para dejar hueco a lo nuevo. Y aunque lo que desecha no sea exactamente viejo.

Su gran público objetivo, sobre todo las generaciones más jóvenes, quieren verse bien, y sienten que eso pasa por vestir bien. Por eso proliferan las tiendas online como fashion shop, con un amplio catálogo mens fashion y womens fashion a precios bajos.

Desde los más apasionados de la moda hasta quienes, simplemente, no renuncian a seguir la tendencia para verse bien día a día, todo el mundo sabe ya qué va a llevarse en 2018. Muchos se han esforzado en tomar buena nota, sabiendo que las Navidades son una gran oportunidad de cumplir con algún que otro deseo de hacerse con nuevas prendas.

Las nuevas tendencias llegarán en primavera, ya que la moda cuenta sus colecciones por estaciones. Hasta febrero-marzo, o hasta que se vaya el frío, seguiremos viendo terciopelos, brillos, flecos y plumas para los looks más sofisticados, además de los omnipresentes cuadros tanto para conjuntos más informales y propios de trabajo como para citas que requieren algo más de elegancia.

En la próxima primavera-verano, en cambio, seguiremos viendo diseños sencillos y monocromáticos, mucha estética “Far West”, looks con aires ochenteros aires vintage para la noche y tejidos como el satén para componer conjuntos muy sofisticados, donde dominen el blanco y otros colores claros, como el rosa apagado.

Los tratamientos de belleza

La belleza sigue teniendo sus imprescindibles, lo que depende de la edad. En general, es el deseo de tener un aspecto siempre rejuvenecido el que hace que triunfen tratamientos faciales para cerrar el poro, reafirmar y dar luminosidad. La radiofrecuencia, por ejemplo ayuda a alisar y reafirmar la piel en profundidad, los ultrasonidos ayudan a luchar contra la fladicez y los tratamientos a base de ácido hialurónico y vitaminas hidratan en profundidad.

Luego está, una vez más, la tendencia, que se considera sobre todo en el ámbito de la peluquería, el maquillaje o las uñas. Dicen los medios especializados que la primavera traerá la vuelta de los ahumados, los colores vivos y que aporten luz con especial protagonismo del rojo, y las texturas densas. El rojo, precisamente, no suele fallar cuando se escoge en la sesión de manicura, pero en la primavera-verano 2018 tampoco lo harán los degradados metalizados, los diseños bicolor o los que prefieren opciones mínimas en nude.

El inicio del año está marcado siempre, sin embargo, por la puesta a punto del cuerpo tras un periodo de sucesivos atracones, como es el navideño. Muchos expertos en nutrición aseguran que la manera más saludable para perder peso, sin que se desarrolle el temido efecto rebote, es perdiendo medio kilo cada semana, por lo que si se pretende llegar bien a la primavera y el verano habría que empezar ya.

Ahora, pues, es el momento de preguntarse como eliminar la celulitis, y de someterse a un tratamiento para la celulitis antes de empezar a utilizar ropa más ligera. Hoy día, cualquier tiene acceso a mucha información para aprender a eliminar la celulitis en casa.

Las alternativas

Los ciclos habituales de la moda y la belleza entran, en muchas ocasiones, en conflicto con quienes tienen ciertos principios éticos, caso de quienes quieren evitar el consumo masivo y desproporcionado porque saben que no es sostenible. De hecho, a esos ciclos se oponen las organizaciones ecologistas con vehemencia y no solo por una cuestión medioambiental, sino también social: el mercado no está pensado para ser justo.

En lo que respecta a la belleza, las alternativas naturales siempre resultan atractivas a quienes no quieren ni pueden gastarse mucho dinero al año en tratamientos para lucir siempre joven y guapo (sobre todo, guapa). Algunos emplean ingredientes básicos como el aceite de oliva o el aloe vera.

Eso implica, claro, conocer trucos que ayuden, por ejemplo, a conservar el aceite de oliva virgen extra. Es lo que enseña La Moltura, el blog de los amantes y defensores de este preciado bien que, entre otras cosas, señala los cuidados del aceite de oliva. Amar la belleza y aspirar a ella debería tener su extensión en la salud, así como en el conocimiento y la defensa de aquello que le viene bien.

En lo que respecta a la moda, hay que detenerse a pensar que, en ocasiones, ese cambio de imagen que se está buscando puede pasar por contar con el profesional adecuado, como Karlos moda. Se trata de estilistas con estilo con más de 20 años de experiencia en Alcalá de Henares, capaces de potenciar esa belleza natural y dotar de una imagen actual a cualquiera que se ponga en sus manos.

Si de acumular prendas se trata, por otro lado, ahorrar y ser medioambientalmente responsables significa optar por los básicos, por esas prendas que nunca pasan de moda. Con unos cuantos básicos y criterio suficiente para variar conjuntos, con la inestimable ayuda de los complementos, se puede pasar más de una temporada sin gastar demasiado en ropa.

¡Compártelo en tus Redes!