Durante el último año, muchas niñas y mujeres que se encontraban secuestradas por grupos terroristas fueron liberadas, aunque su pesadilla aún continúa.

En el denominado corazón del califato de Boko Haram (nordeste de Nigeria), los terroristas han desarrollado una terrible campaña de esclavitud sexual y violaciones, la cual ha sido recientemente descubierta. En ese lugar, tanto mujeres como niñas que estaban secuestradas, se veían obligadas a contraer matrimonio con los Yihadistas, mientras eran maltratadas y violadas, muchas de ellas por varios meses. La gran mayoría quedaron embarazadas y actualmente tienen hijos, mientras que las que intentaban resistirse o huir, eran raptadas nuevamente o incluso asesinadas, informa el periódico The Washington Post.

Esta organización, fue fundada en el año 2002, adhiriéndose al Islam y atacando a la población cristiana de Nigeria en innumerables oportunidades.

Entre sus asaltos, sobresalen el secuestro de alumnas de un colegio de Chibok en el 2014; y el rapto de mujeres y niñas en Damask, durante el 2015. Según un informe realizado por Terrorismo Global Índex, colocó al grupo de Boko Haram como uno de los más mortales del planeta, junto con el Estado Islámico. Pues, durante 2014, el grupo nigeriano, habría ocasionado la muerte de 6.644 personas, mientras que el Islam se cobró la vida de casi 6.100.

Según la Amnistía Internacional, desde el año 2009 hasta la actualidad, han fallecido más de 17.000 personas a manos de los islamitas, mientras que más de un millón y medio han sido desplazados.

Tras varios intentos de operaciones militares, el Gobierno nigeriano ha conseguido liberar a muchas víctimas sexuales, aunque, a pesar de crearse el movimiento “devuelvan a nuestras niñas” (bring back our girls), las mujeres y niñas rescatadas no fueron aceptadas en sus sociedades.

De esta forma, ninguna de ellas poseía un hogar, ya que los mismos estaban destruidos, con lo cual debieron alojarse en campos para desplazados y edificios abandonados. Además son vigiladas constantemente por el ejército, quienes la catalogan como “las mujeres Boko Haram”.

Así es la vida de las mujeres víctimas del más cruel grupo terrorista - 2
Una madre con sus hijos en un campo para desplazados internos en la ciudad de Yola (Adamawa, Nigeria), después de que su casa fuera asaltada por la organización terrorista Boko Haram.UNICEF/Abdrew Esiebo

Tanto el Gobierno, como sus compatriotas, especulan con que aún existe un contacto entre las mujeres y los terroristas, y temen que puedan realizar ataques suicidas.

“Exponerlas a más maltratos discriminatorios, sólo por ser víctimas del grupo Boko Haram, debilita la situación en el nordeste del país” afirma Martín Ejidike, representante de la ONU en Nigeria.

Actualmente, muchas personas aún se encuentran prisioneras de estos grupos terroristas y el gobierno nigeriano es muy duramente criticado, por no haber podido liberarlas. Por tal motivo, la organización de Derechos Humanos afirma que “es inminente que los gobernantes tomen medidas urgentes para conseguir la liberación de las personas que aún se encuentran privadas de su libertad”.

¡Compártelo en tus Redes!