Actualmente a nivel occidental y específicamente en Venezuela se presenta una lucha ideológica entre los partidos de izquierda y los de derecha, que ya no están actualizados con la visión y misión de servir a las comunidades y al ciudadano, lo cual podría establecer las bases para un nuevo orden político en América y Europa.

Con el resultado de las elecciones de Estados Unidos, Francia, Italia, el brexit en Inglaterra y la situación por la que atraviesa España con las ideas separatistas de Cataluña, se puede observar que los partidos tradicionales han perdido vigencia y la retórica nacionalista está calando en la población que se siente engañada por estos partidos de izquierda y de derecha.

El discurso de los nacionalista conforme a las tradiciones, a las costumbres, a la cultura, al idioma y a la historia de sus raíces ancestrales, han ido debilitando las bases de las ideologías de derecha y/o de izquierda, este debilitamiento en Venezuela tiene un mayor impacto, ya que todos los partidos vigentes son de izquierda, incluyendo a los de la denominada oposición, entonces surgen movimientos nacionalistas, que aún no son considerados partidos políticos, pero que están siendo bien recibido el venezolano que se siente engañado por partidos socialistas y partidos de oposición que juegan a ser de derechas o liberales pero en realidad son socialistas y llevan está marcada en sus bases doctrinarias.

¿El Nacionalismo Partido Político de Izquierda o de Derecha?

Los movimientos nacionalistas no se definen como de derecha o de izquierda sino que tienen el sentimiento de la nación con sus historias, costumbres, tradiciones, música, danzas, contrario a los sentimientos de los partidos socialistas-comunistas y de derecha que buscan eliminar el concepto de nación para crear comunas y conglomerados de personas que sigan sus doctrinas de miserias y  consumismo.

Ahora bien, el capitalismo como sistema socioeconómico busca que los medios de producción y distribución sean de propiedad privada y con fines de lucro así como la asignación de los recursos a través del  mercado.

En este orden de ideas se puede apreciar a simple observación que las promesas de creación de riquezas de los neoliberales, ha sido falsa porque actualmente la pobreza ha crecido a niveles preocupantes y las promesas de los socialistas-comunistas de la igualdad social y el poder para el proletario tampoco han sido cumplidas; es decir, la pobreza y la falta de oportunidades para crear riquezas son indicadores de  la decadencia de los modelos de izquierda y derecha.

Al orden instaurado le molesta el pensamiento nacionalista, por ser contrarios a su pensamiento y sus objetivos de destruir la moral y los valores de las sociedades y de su primordial núcleo como lo es la familia, estos poderes buscan de motivar  la migración, para evitar la preferencia de lo propio de la nación, de los nacidos en un mismo estado nación que prefieren lo propio antes de lo extranjero.

A ellos les incomoda los valores nacionalistas, prefieren la nueva moral, la diversidad de sexo, la diversidad de géneros, el libertinaje, el resentimiento social, que no permite la armonía social, que destruye las raíces históricas y el sentido de pertenencia.

Dentro de este contexto se puede inferir que la cultura occidental se encuentra en peligro y por ende la civilización occidental, ya que al eliminarse las fronteras y se incentiven las migraciones se pierde el sentido de pertenencia y se disgrega hasta eliminarse las tradiciones propias de cada nación.

El neoliberalismo, la derecha capitalista, el socialismo y el comunismo funcionan de forma similar, tanto que en ocasiones se complementan y se protegen entre sí para continuar en el poder y utilizándolo para sus beneficios e intereses particulares. Es decir estas dos corrientes ideológicas son hermanas de una misma madre, asumen una concepción ideológica, se creen universales, son moralistas y los demás son amorales, solo por pensar distinto, manipulan la información y los acontecimientos históricos a su conveniencia.

En Venezuela sucede un caso muy particular, donde todos los partidos tanto oficialistas como de oposición pertenecen a corrientes ideológicas de izquierdas, sin embargo, existen movimientos de base de derecha y nacionalistas que tienen la oportunidad de lograr presentarse ante el país sus proyectos para conocimiento de la población, ya que los partidos tradicionales se encuentran divorciados de la realidad y Venezuela está sumergida en una profunda crisis institucional, social, económica y política.

Cipriano Bracca

¡Compártelo en tus Redes!