Nazismo, Socialismo y Totalitarismo

Para empezar este artículo es bueno aclarar el significado de las siglas “NAZI”, que parte del aleman “Der Nationalsozialistische Deutsche Arbeiters Partei” cuya traducción a nuestra lengua española es “Partido Nacional Socialista de los Trabajadores Alemanes”, no es necesario hacer hincapié que por sus propias siglas se autodefine como un partido socialista y por consiguiente sus políticas y modelo económico es socialista.

Ahora bien, es bueno mencionar que generalmente se confunde el estado implantado por Hitler, como capitalista, estando esto lejos de la verdad, ya que los marxistas han tratado de desviar la atención histórica del nazional socialismo para evitar la conexión con el holocausto y las muertes de tantos seres humanos en la Segunda Guerra Mundial, tanto por acciones bélicas como de forma indirecta y las provocadas por el sistema político instaurado en el propio país.

Los comunistas argumentaban que la Alemania NAZI era capitalista porque las industrias y grandes manufactureras pertenecían al sector privado, sin embargo esto sólo era a nivel nominal, debido que el estado “nazional” socialista era el encargado de decidir todas las operaciones administrativas y operativas de estas organizaciones, desde la adquisición de la materia prima, su transformación en productos, precio, venta y distribución. El personal que se contrataba y el pago de sus servicios también era decisión del estado NAZI,

Para el estado NAZI el bien común estaba por encima del bien privado, pero de forma colectiva, ya que los medios de producción estaban bajo el poder del Estado de forma implícita. Adicional a que el individuo existía como medio para lograr los fines del Estado, e implícitamente la propiedad también pasa a ser un fin del Estado. Otra característica del socialismo en la Alemania de los años treinta y cuarenta, bajo la dominación de los NAZI, es el control de los precios y salarios, como respuesta a la inflación de la oferta monetaria que había sido implantada por el propio modelo nazional para financiar su propio gasto público en obras gubernamentales y gastos bélicos.

En este contexto, anteriormente nombrado, se produce entonces un caos económico debido a escasez de bienes y productos, al haber una mayor demanda de lo que se ofertaba en el mercado, es decir las personas requieren comprar más productos de lo que existe y por consiguiente los pocos productos se venden a mayor precio por ser altamente demandados.

Entonces, frente a esta situación el modelo político socialista toma la determinación de racionar los bienes y productos, sin embargo esto produce caos en todo el sistema económico;  en las cadenas de distribución que arbitrariamente entregan los productos a conveniencia y a la corrupción que esta genera.  

Se puede observar que ante este contexto económico el régimen socialista de Hitler, al no poder eliminar los controles de precios, toma más medidas de controles sobre la producción,, como la cantidad, procesos y distribución, es decir, la socialización del modelo económico y político  al tener bajo su poder los sistemas de propiedad.

Ahora bien, para llegar al socialismo el régimen debe causar antes, el caos económico, apoderarse de todos los medios de producción y la utilización del individuo para sus fines políticos. es bueno acotar que para instaurar este socialismo se requiere la implementación de un sistema totalitario, en cualquiera de sus variantes: tiranía, dictadura, entre otras.

El Totalitarismo  es un Resultado del Socialismo

Este totalitarismo se produce debido a la corrupción imperante dentro del caos económico establecido, ya que al existir la arbitrariedad en los canales de distribución, se refleja en el pago de altas comisiones para ser favorecido en la entrega de productos o recibir servicios o para efectuar contrataciones con el Estado. Entonces los oferentes de bienes y servicios deben evadir los controles de precios, cayendo por consiguiente en delitos que provocan más delitos, ya que para zafarse de unos requieren incurrir en otros delitos.

Bajo estas circunstancias de evasión de controles de precios, se implanta de forma improvisada al principio y sistematiza posteriormente, el mercado negro de ventas de bienes, servicios y cualquier cosa que se pueda vender y comprar, es decir todo aquello que tenga demanda en el mercado negro. En este punto interviene el Gobierno para detectar, perseguir y aplicar correctivos, como multas, detenciones y aplicación de sanciones severas, elevando las faltas leves y administrativas a delitos graves, ya que el régimen considera que se están apropiando de su propiedad al utilizar los medios de producción y al individuo en el mercado negro y no para sus fines políticos socialistas.

El régimen a través de los cuerpos policiales, confidentes y cuerpos de seguridad secreta, persigue a los delincuentes del mercado negro par descubrir sus redes y llevarlos a prisión,con mecanismos de terror y amedrentamiento, que han sido creados con informantes secretos y espías para crear miedo entre los vendedores y los compradores.

El gobierno debe crear terror y temor que la gente se abstenga por medio del miedo a acudir al mercado negro por temor a ser descubierto e ir preso. Es decir cualquier persona puede ser un espía o informante y provocar el encarcelamiento de cualquiera. Esto es primordial al momento de aplicar controles de precios, el amedrentamiento y el terror, si el gobierno no es capaz de sistematizar el terror no logrará instaurar su régimen y permanecer en el poder. Entonces, un régimen socialista debe ser totalitario por esencia y por su supervivencia.

Otra característica del estado socialista NAZI es la categorización del plan económico como una Ley, que quién la violara le caería todo el peso de la justicia, incluso hasta la pena de muerte, por atentar contra los fines del régimen en la utilización de los medios de producción, en el mercado negro y no en la consecución de los objetivos socialistas del Estado.

El socialismo defiende su tesis de bienestar social individual y colectiva, pero en la práctica, resulta en un completo desastre por todo lo anteriormente explicado, resultando en grandes colas debido a la escasez de alimentos, de medicinas, de productos de higiene personal, de vestimentas,entre otras cosas. Ahora bien cuándo el ciudadano común se percata del desastre donde lo han metido, le reclama a ese estado socialista que le ha prometido el bienestar de máxima satisfacción.

Nacionalismo en Alemania

En la Alemania “nazionalista” y socialista, así como en otros países donde se ha instaurado el socialismo, deben reprimir violentamente a los ciudadanos en sus protestas para evitar que puedan eliminar en manifestaciones masivas a los gobernantes de turno. Por esto es que están obligados a mantener un cuerpo de seguridad dispuesto a asesinar y desaparecer a los disidentes y a quienes opinen distinto, más por su propia seguridad que por otras causas.

Para evitar que los crímenes cometidos por los cuerpos de seguridad,  para mantener el estado y la nomenklatura, se cercena la libertad de expresión y la prensa libre, por cualquier medio, incluso comprando medios de comunicación, limitando el papel periódico, no renovando concesiones televisivas y radiales, es decir, el socialismo elimina todo tipo de libertades y ocupas esos espacios para su propia propaganda gubernamental.

Los integrantes de estas nomenklaturas socialistas le tienen terror  al pueblo, por eso ponen su empeño en desviar la atención del pueblo a través de propagandas y potes de huma sobre cualquier noticia y distraer la atención, y también doblan los presupuestos y personal de los cuerpos de seguridad para perseguir, detener y eliminar cualquier peligro a sus intereses.

La única forma que puedar perdurar en el tiempo el socialismo, es a través del terror y por estas causas es que el socialismo es igual a totalitarismo por esencia y naturaleza.  ¿Es que acaso se le puede pedir a un escorpión que no ataque a cualquiera, así sea en su propio bien?

Con todo lo anteriormente expuesto, se puede inferir que el régimen instaurado en la Alemanía NAZI, era un nacionalismo socialista y además que todo socialismo es por esencia y naturaleza un sistema totalitario, sea esta dictadura, tiranía, neodictadura o cualquier sistema opresor de los derechos civiles fundamentales del ser humano para permanecer y perdurar en el poder, excluyendo por completo el sistema democrático.

Bibliografía

Cipriano Bracca

¡Compártelo en tus Redes!