¿Conoces la Neuro Comunicación Positiva?

Neuro Comunicación Positiva

Queridos y apreciados lectores quiero presentarles mi propuesta sobre un nuevo enfoque para la comprensión del lenguaje y de la forma como lo utilizamos para comunicarnos con otros seres humanos. La Neuro Comunicación Positiva busca definir al lenguaje como un poderoso factor de las habilidades sociales que requerimos las personas para tener una vida plena. Y aunque la diseñé en un principio para ser utilizada en el mundo de las terapias y del coaching, puede ser de gran ayuda a cualquier persona que considere vital tener una comunicación impecable. Si quieres conocer a la Neuro Comunicación Positiva sigue leyendo.

Algunos antecedentes

El lenguaje es un maravilloso don otorgado por Dios, que nos permite transmitir la forma como vemos al mundo, describir todos lo sonidos de las criaturas, hablar de que sentimos al tocar los objetos de la naturaleza, de la naturaleza, citando al filósofo alemán Hans Hörman en 1973 define al lenguaje como: “El hombre se distingue del animal por la posesión del lenguaje, en el lenguaje están contenida todas las posibilidades de ser Humano,” es propicio la ocasión para también recordar al chileno Rafael Echeverría en su insigne obra ‘La Ontología del Lenguaje’ cuando propone que los seres humanos se crean y recrean a través del lenguaje.

Hasta este momento muchas disciplinas se encargan del estudio del lenguaje que van desde la semántica, la fonética, la sintaxis, la gramática y la pragmática hasta llegar la psicolingüística, por un lado, y por otro lado también están la Programación Neuro Lingüística, la Inteligencia Emocional y hasta el Coaching. Muchas de estas disciplinas se enfocan en el estudio de cómo los niños desarrollan el lenguaje y su impacto en la formación de conocimientos, otras en las formas correctas, también se dedican a comprender y estudiar aquellas personas que tienen condiciones especiales para el entendimiento del mundo, y las disciplinas terapéuticas se enfocan en lograr que los pacientes especifiquen o manejen sus emociones al momento de comunicarse.

Son pocas las disciplinas que se enfocan en estudiar y comprender al adulto, que sin presentar disfunciones del lenguaje o patologías que requieran tratamiento medico Psiquiátrico, tienen un lenguaje que les dificulta tener una comunicación armónica con sus seres queridos y las personas que los rodean.

Quizás alguien pueda pensar que mi planteamiento de Neuro comunicación Positiva, pueda explicarse con el uso y desarrollo de una comunicación asertiva por parte de estos adultos, lo cual seria suficiente para tener una buena habilidad comunicacional. Sin embargo, el hecho de hablar asertivamente no garantiza que el interlocutor pueda entender lo que realmente Ud. esta tratando de decir. Recuerde que quien valida una conversación es el oyente y nos lo hace saber a través del Feed Back que realiza. Por lo tanto, requiere también una buena capacidad de escucha y de atención plena para tener una comunicación impecable. Tampoco el hecho de hablar asertivamente garantiza que la persona hable con profundo sentido de lo positivo.

¿Qué es la Neuro Comunicación Positiva?

Para el desarrollo de mi enfoque me he inspirado en la teoría denominada La Psicolingüística de la cual uno de sus más destacados autores es el chileno el Dr. Jaime Bermeosolo, quien ha escrito varios maravillosos libros al respecto, y sin dudarlo les recomiendo leer. Esta teoría me sirvió para dilucidar una gran interrogante que me había formulado hace un tiempo atrás sobre la disciplina que ejerzo hoy en día como es el coaching. Me preguntaba y debatía filosóficamente en saber si el coaching era una ciencia conductual o una ciencia cognitivista.

La Neuro Comunicación Positiva estará enmarcada en la corriente filosófica de la neuro Lingüïstica  y será parte de los que consideran que el lenguaje de los seres humanos es una habilidad social que requerimos para interrelacionarnos y tener una vida plena. Además para el desarrollo de sus principios y de las herramientas necesarias para su implementación tomará elementos desarrollados tanto por los conductistas como los necesarios de los cognitivistas.

El objetivo principal de la Neuro Comunicación Positiva es desarrollar el lenguaje de las personas como una habilidad social, es tener en cuenta cuál es la real intención del hablante y de sus necesidades específicas de información en el contexto de la conversación. Tal como lo señala el Dr. Bermeosolo en su obra Piscología del Lenguaje, 2007:

“..El lenguaje cobra su verdadero sentido en la interacción con otros, en el uso contextualizado de todos los días, en la conversación, cuando apunta la satisfacción de las necesidades, desde la más elemental hasta la más trascendente, cuando sirve para aprender”

Cada conversación que sostenemos, ontológicamente hablando, tanto de juicios personales o con otras personas, debe servir para producir unos poderosos aprendizajes en los participantes, debemos dejar una huella en nuestro interlocutor para que sea una fructífera conversación. Este aprendizaje puede ser muy variado pasando desde la reafirmación de creencias, juicios, paradigmas y marcos referenciales propios, hasta el cuestionamiento de los mismos para dar paso a la elaboración de nuevos conceptos e incorporarlos a nuestra manera de conversar. Recuerden que toda comunicación verbal tiene una connotación emocional y por la tanto genera una acción en el interlocutor.

¿Cómo utilizar la Neuro Comunicación Positiva?

La principal herramienta a utilizar para tener una comunicación impecable es desarrollar la auto conciencia de cuáles son nuestros marcos referenciales, y cuáles son nuestros disparadores emocionales de los mismos… Los marcos referenciales son aquello que Froufe 1997 definió como “la cara oculta de la mente”. Ellos son los responsables del más del 90% de las respuestas automáticas o inconscientes que damos ante cualquier comunicación pregunta o frase que se nos realiza. Para esto es requerido un proceso de auto escucha, de empezar a conocer nuestros estados emocionales, como son afectados por frases que escuchamos y llegar hasta la estructura profunda del pensamiento para saber que valores y que paradigmas están asociados a estas frases que nos causan incomodidades emocionales que luego son manifestadas a través de lenguaje.

La segunda manera tiene que ver con disminuir la brecha que se produce cuando digo una frase, y con lo que realmente escuchan decir, pasando por aquello que no digo al decir. Interviene aquí un uso correcto de la forma que utilizó al momento de comunicarse, el lenguaje no verbal medido en las expresiones paralingüísticas como son el tono de voz y el lenguaje corporal, temas ya expuestos en anteriores artículos.

Voy a referirme aquí al punto de vista del lenguaje, mi propuesta se va a centrar en el uso de las presuposiciones como eje central de la causante de la mayoría de los conflictos comunicacionales de las personas. A diferencia de otras ciencias quienes se centran en las generalizaciones ya sea por la sobre generalización o por la ausencia de esta capacidad de generalización.

La habilidad de presuposición implica la capacidad y “el poder”, entendiéndose como la autoridad que tiene una persona para hacer juicios o inferencias propias a cerca de los conocimientos compartidos con su interlocutor. En muchos casos emitimos frases partiendo de la presuposición que nuestro interlocutor ya sabe de un tema o que no está en condiciones de entender lo que yo estoy hablando. Para evitar esta situación debe darse lo que plantea el Dr. Bermeosolo 2017 “El Hablante y el oyente tiene que saber distinguir entre lo que debe darse por supuesto y lo que debe aportarse”.

La tercera manera de desarrollar la Neuro Comunicación Positiva (NCP) es la utilización de técnicas sugeridas en un principio por los conductistas clásicos y posteriormente por neo conductistas quienes plantean que el lenguaje también puede ser analizado según el modelo skinneriano de la “contingencia de los tres tiempos” E Estímulo discriminativo, R respuesta o conducta, E estímulo consecuencia o reforzador; E.R.E. al aplicar este modelo de análisis conductual al lenguaje debemos tener en cuenta que el habla es el operante y el reforzador depende de la conducta del oyente.

Lo que me interesa de esta metodología es precisamente la utilización del reforzador como modificador de la conducta del hablante. En el pasado muchas de las técnicas conductistas usadas en el aula y que hoy por hoy son desechadas o cuestionadas tienen que ver con la mala utilización del modelo, el cual está siendo utilizado para el castigo y con un lenguaje negativo. Un ejemplo sería la famosa frase utilizada por algunos maestros y padres “si te portas mal, no saldrás al recreo” “Si no haces bien la jugada no saldrán temprano del entrenamiento” “ si doy mi opinión no tendré un ascenso” etc., etc.

Mi propuesta busca que las personas, ya sean ‘Coaches’, ‘cachees’, profesores, padres o jefes comiencen la utilización de reforzadores positivos para las conductas que ellos esperan que los oyentes tengan cuando escuchen las expresiones lingüísticas expresadas por parte del hablante. Podemos hacer que nuestro oyente dé respuestas condicionadas a una o grupos de palabras, y llevarlos a tener una mejor conducta si solo usamos los reforzadores apropiados para esa persona.

Quiero dejar claro que con este primer artículo no pretendo conceptualizar toda mi propuesta de este nuevo enfoque para mejorar las habilidades lingüísticas de una persona, eso lo voy ir haciendo con una serie de artículos que iré presentando paulatinamente y los cuales se someterán al escrutinio público para nutrirme de las opiniones y juicios que Uds. tengan la disposición de hacer llegar por los medios electrónicos disponibles.

Norberto Peña Quintero

¡Compártelo con tus amigos!