El pueblo finlandés llamado Tampere, a simple vista no se distingue demasiado del resto. En sus calles hay departamentos bordeados por la nieve y en la Avenida principal, un puñado de restaurantes y tiendas acompañadas por un supermercado que exhibe sus ofertas

Pocos detalles hacen remembrar que esta remota y tranquila comunidad haya dado nombre a una de las empresas de telefonía celular más influyente de la década de los 90.

A inicio del año 2000, Nokia aportaba el 40% de los teléfonos móviles del planeta.

Según un Instituto de Economía Finlandesa, la compañía de celulares fue la responsable de más de ¼ del crecimiento económico de la nación entre 1998 y 2007. Sin embargo este dominio no tardó en sucumbir golpeando duramente la economía local y gestando la recesión más larga de su historia.

Nokia celularesFinlandia, la vida después de Nokia

“La compañía de telefonía móvil era la base de todo acá” afirma Kankhala, ex trabajador de la empresa.

“La universidades dependían mucho de su colaboración con Nokia, los subcontratistas también dependían de Nokia, y los jóvenes tenían la esperanza de ser empleados por Nokia”, recuerda.

“La tasa de desocupación ha trepado hasta el orden del 15%” asevera a la BBC

Otras compañías han intentado colmar ese vacío, aunque no han tenido el mismo éxito y los problemas financieros del país han potenciado la escasez en la contratación de personal por parte de las empresas.

Aún se preguntan en Tampere cómo Nokia pasó de ser la empresa líder de telefonía celular a nivel mundial, a ser la compañía que Microsoft adquirió prácticamente en ruinas.

El efecto iPhone

Mika Grundstrom, un ex investigador de Nokia en Tampere, afirma que: “el problema real surge en el año 2007 con el lanzamiento de Apple”.

“A partir de ese momento las cosas se complicaron, pues ya no estábamos seguros de lo que debíamos buscar, puesto que la llegada de este moderno diseño nos descolocó completamente”

Fue entonces, cuando de manera infructuosa, Nokia intentó adaptarse a la gama de móviles inteligentes.

Legado Nokia

Muchos ciudadanos finlandeses confirman que el legado Nokia es indiscutible, pues “al darle parte de sus acciones a empleados, la empresa aceptó la idea de que un vecino podría ser rico” dice Kankhala.

Kari Kankaala destaca el legado de Nokia, visible no sólo en la cantidad de genete con experiencia y conocimiento en el sector de alta tecnología.
Kari Kankaala destaca el legado de Nokia, visible no sólo en la cantidad de genete con experiencia y conocimiento en el sector de alta tecnología.

Indudablemente la mayor herencia de la compañía es la manera en que logró revolucionar la cultura del país a nivel empresarial.

Un claro testigo de esto es Helsinki, en dónde la cultura empresarial  post-Nokia se consolida cada vez más en distintos mercados. Tuomas Kytomaa, es un programador que cuenta con una capacitación innegable brindada por la compañía de dispositivos móviles.

Para él, el legado de la empresa es el talento y la experiencia aportado a sus empleados, los que pudieron insertarse nuevamente en el mercado laboral.

Pocos creen que una nueva “Nokia” aparezca, y es que las innovaciones hoy en día no están proviniendo de las grandes empresas, sino de las más pequeñas y Start-ups.

¡Compártelo en tus Redes!