Es la normativa para razas de perro peligrosas una solución
El rottweiler es una raza canina de tipo molosoide originaria de Alemania.

¿Existen razas de perros peligrosas?

A raíz de ciertas noticias sobre el ataque de perros a personas se ha creado una alarma social que está totalmente injustificada. En la actualidad, los gobiernos de los distintos países tienen catalogadas como razas potencialmente peligrosas aquellas cuyas mordidas pueden ser muy graves o causar mucho daño, y han establecido leyes al respecto para regular la legislación sobre la tenencia de perros potencialmente peligrosos.

Ante estas leyes se alzan polémicas opiniones, sobre todo de la mano de los amantes de los animales que no entienden cómo pueden calificar a sus dulces mascotas de agresivas cuando el factor fundamental está en la educación que reciben de sus dueños.

Los pit bulls, por ejemplo, están incluidos en esas listas negras de razas caninas reguladas en las que se les señala como perros peligrosos, pero la realidad es que pagan el pato muchos inocentes por los ataques puntuales que se han producido y dónde lo que debería de cuestionarse no es la actitud del perros, sino la capacidad y responsabilidad de su dueño como para tener una mascota de estas características. Y con estas características no nos referimos a que sean a priori perros peligrosos, sino que, evidentemente, por su fuerza y corpulencia, mal educados y en un ataque de descontrol y desequilibrio, pueden causar más daño que un perro más pequeño o con menos fuerza.

¿Son las leyes de razas de perros peligrosas una solución real?

Recientemente, un diario digital colombiano, el tiempo, ha publicado que la entrada en vigor de la ley de razas de perros peligrosas no ha supuesto ninguna solución al problema de las agresiones, ya que estas no han disminuido y en el mes de enero de este año que acabamos de comenzar se han registrado 30 agresiones en el valle de Aburrá, del departamento de Antioquia, Colombia.

Foto: Jaivier Nieto / Archivo EL TIEMPO

Esto no hace más que corroborar que la problemática no está en catalogar a las razas como peligrosas, sino en estrechar la vigilancia sobre sus cuidadores y si son aptos, es decir, responsables para hacerse cargo de un animal.

Hay aspectos contradictorios además en la ley que afectan a la naturaleza del perro, ya que por ejemplo el uso obligatorio del bozal para estas razas, si no pueden abrir la boca, les impide su termo regulación, ya que sacándola lengua y jadeando es como los canidos consiguen regular su temperatura cuando realizan actividades enérgicas.

Pero el aspecto fundamental que hay que entender es que cualquier raza de perro es potencialmente peligrosa si no tiene un dueño responsable. Además, el abandono es una de las consecuencias que se sufren cuando los propietarios no saben el compromiso y la responsabilidad que conlleva hacerse cargo de un animal.

Es la falta de educación, civismo y responsabilidad lo que falla en estos casos y lo que hace que finalmente los perros potencialmente peligrosos, al igual que ocurre con otras razas no catalogadas como agresivas, acaben abandonados en las calles a su suerte y se conviertan en un verdadero peligro, por no hablar del maltrato psicológico que sufre el perro al ser abandonado por su dueño.

Razas consideradas potencialmente peligrosas

Vamos a enumerar a continuación algunas de las razas que han sido incluidas en las listas de perros peligrosos injustamente, por una falta, repetimos, de educación por parte de sus propietarios.

American Pit Bull Terrier (APBT) es una raza de perro originaria de Estados Unidos

Comenzamos con el pitbull, y aunque su agresividad no es una característica típica de su comportamiento, debido a su peso, fuerza y tamaño, los pit bull son considerados peligrosos.

El dóberman, afamado por su gran complexión física, su lealtad y por ser un perro sumamente inteligente, está considerado como uno de los mejores perros guardianes, atacando solo si son provocados maliciosamente o si peligra algún miembro de su familia, ya que son sumamente protectores. A pesar de haber sido utilizado a lo largo de su historia como perro guardián y perro policía, debido a su probabilidad de agresión, bajo las circunstancias especificadas, es por su tamaño y su fuerza por lo que está considerado como un perro peligroso.

El dogo argentino es un perro grande y musculoso, normalmente de color.  Fue criado para realizar labores de caza mayor, como el jabalí y el puma. Aunque es un animal muy fuerte y atlético, no es para nada agresivo. Sin embargo, en muchos países está incluido en la lista perros peligrosos.

El rottweiler es una raza de perro guardián excelente, genéticamente muy bien desarrollada, que al igual que ocurre con cualquier otra, debe su comportamiento potencialmente agresivo a un dueño irresponsable, al abuso por parte de este y a la negligencia o la falta de socialización y educación.

El dogo argentino en España es una de las 8 razas “potencialmente peligrosas” según la legislación.

Por último, el American starrfford shire terrier es también un animal muy musculoso y corpulento, que pueden llegar a alcanzar los 35Kg de peso. Se caracteriza por tener un fuerte impulso y ser muy territoriales, lo que los convierte en excelentes perros guardianes pero, una vez más, conductas de dueños irresponsables hacen que estén considerados peligrosos.

¡Compártelo en tus Redes!