Este objeto que habitualmente tocas en un aeropuerto posee más bacterias que un inodoro

Este objeto que habitualmente tocas en un aeropuerto posee más bacterias que un inodoro

Hay quienes piensan que uno de los sitios más asquerosos es el inodoro de un aeropuerto, que es usado por miles de viajeros. Pero no es así. Al menos no, si se evalúa desde la cantidad de gérmenes que posee.

Científicos de la Universidad de Nottingham, Reino Unido, en conjunto con el Instituto Nacional de Salud y Bienestar de Finlandia, realizaron una investigación al respecto. Descubrieron que las bandejas plásticas usadas para el control de seguridad, alojan una variedad más amplia de gérmenes.

El estudio fue publicado en la revista especializada BMC Infectious Diseases. Afirma que allí se encuentran más gérmenes que en el inodoro. Incluyendo aquellos que son causantes de resfriados. Otros sitios en los que se encontraron amplias variedades de bacterias fueron en las barandas de las escaleras, los espacios donde se verifican los documentos de identificación, áreas de juegos infantiles y zonas de pagos de las tiendas.

Las bacterias se encuentran en múltiples superficies con las que se tiene contacto a diario. Sin embargo, la naturaleza de los aeropuertos hace que puedan distribuirse con facilidad a nivel global.

las bandejas plásticas usadas para el control de seguridad, alojan una variedad más amplia de gérmenesSe espera que el descubrimiento inspire el rediseño de los espacios públicos en estos establecimientos. Algunas recomendaciones incluyen agregar desinfectantes de manos tanto antes como después de los controles de seguridad. De esta forma, se podría controlar un poco la distribución de gérmenes que transmiten enfermedades infecciosas.

Lavado de manos

Las muestras para el estudio fueron tomadas por los investigadores en el aeropuerto de Helsinki. La recolección se realizó en el invierno de 2016. La presencia de virus fue confirmada en 10% de todas las superficies que fueron evaluadas.

Aunque puede resultar difícil de creer, sobre las superficies de inodoros no se encontró rastro de ningún virus respiratorio. Los investigadores recomiendan a viajeros seguir medidas simples de prevención de contagio; entre ellas, lavarse las manos con frecuencia, toser siempre sobre un pañuelo, un papel o sobre las mangas del vestuario. En especial, cuando se encuentra en lugares públicos donde el riesgo de contagiar a otros es mayor. Así lo afirma uno de los profesores de la Universidad de Nottingham que formó parte de la investigación.

Por otro lado, nada indica que los virus encontrados estaban vivos, por lo que podrían no ser capaces de generar contagio. El riesgo siempre existe. Estudios anteriores han confirmado que algunos gérmenes son capaces de sobrevivir sobre diversas superficies durante largo tiempo.

¡Compártelo en tus Redes!