¡Les pedí que no tocaran la osa sin mi permiso!, afirmó el domador después del incidente, en el que la mujer por fortuna solo sufrió heridas leves.

¡Compártelo en tus Redes!