Esto ocurrió en el centro de Londres y lo grabó una cámara puesta en el casco de un motociclista. Una mujer que transitaba en bicicleta fue abordada vulgarmente por el conductor de una camioneta. Burlándose y acosando a la joven, el hombre le ofrece su número telefónico, le recrimina que no se comporta “como una dama”, la invita a tomar licor e incluso se atreve a preguntarle si tiene el periodo.

El acosador continúa su camino una vez cambia el semáforo de color y se estaciona unas calles más adelante. La sorpresa se la lleva cuando la joven ciclista al pasar por la misma calle no duda en cobrar venganza arrancando y rompiendo uno de los espejos laterales de la camioneta.

¡Compártelo en tus Redes!